77 años brindando salud con calidad a todos los peruanos

Nota de Prensa
Un 5 de octubre de 1935 se creó el Ministerio de Salud Pública, Trabajo y Previsión Social

5 de octubre de 2012 - 12:00 a. m.

Hoy 5 de octubre es una fecha importante para el sector salud, tanto por significar un justo y merecido homenaje a una figura representativa como es don Daniel Alcides Carrión García, Héroe Nacional, Mártir y Maestro de la Medicina Peruana, así como por recordarnos la creación de la institución que congrega a los que nos encontramos comprometidos en un sector prioritario como es el de salud.

La desaparición física del Mártir de la Medicina Peruana se dio un 5 de octubre de 1885 tras 40 días de haberse inoculado sangre de una tumoración verrucosa de un paciente internado en el hoy emblemático Hospital Nacional Dos de Mayo.

Esa acción que hoy en día podría interpretarse como un acto desproporcionado y temerario, significó y marcó la real dimensión del espíritu de abnegación, curiosidad científica y heroísmo que animaba a este joven universitario sanmarquino y que sin proponérselo, lo llevó a ocupar un sitial preferente y referencial sobre lo que significa la medicina en nuestro país: entrega, dedicación, búsqueda del conocimiento, humanidad y sacrificio.

Hoy como ayer, en actos como este, dedicamos un espacio para la reflexión sobre lo que significa la medicina para quienes la ejercemos, lo que representa la medicina y la salud para nuestra población; así como para quienes acuden a nuestros establecimientos en búsqueda de alivio y mejora de sus males.

Y que confiando en nuestra disposición y capacidades, la población nos otorga esa oportunidad de comprender al paciente como persona, añadiendo a la ciencia, la dimensión humana, haciendo que nuestra labor como médicos se magnifique no sólo como profesión sino también como apostolado, como bien apuntara en algún momento Carlos Alberto Seguín, destacado y reconocido médico psiquiatra y maestro de la medicina peruana.

Y justamente, en reconocimiento a ese apostolado, a cinco décadas del sacrificio de Carrión, un 5 de octubre pero de 1935, se promulgó un Decreto Ley (el Nº 8124) por el cual se crea el Ministerio de Salud Pública, Trabajo y Previsión Social.

Ya mucho antes de los inicios de nuestra nación, la preocupación por preservar la salud de la población se había institucionalizado con el Real Tribunal del Protomedicato en 1568 y que tenía entre otras funciones el garantizar el correcto ejercicio de la medicina y que tuvo en Hipólito Unánue, insigne médico y prócer de la Independencia, al último protomédico de la colonia.

Al nacer el Perú como república, este Protomedicato continuó hasta fines del siglo XIX siendo uno de sus últimos presidentes el ilustre médico don Cayetano Heredia. Y a partir de ahí, y a través de las diferentes Juntas de Sanidad que se crearon para establecer las normas para protección de la salud de la población se dio el primer intento de una administración descentralizada y el primer paso de un código sanitario.

Y es en las primeras décadas del siglo XX que las preocupaciones y obligaciones del Estado por la protección de la salud de la población se plasmaron en la Constitución de la República, posición que a partir de entonces ha venido ratificándose en las siguientes Cartas Magnas en el Perú.

Nuestra denominación no siempre fue como Ministerio de Salud, ya antes en 1942 llevamos el nombre de Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. Desde 1968 tenemos el actual nombre por el cual nos conocen.

El tema de la medicina - que data desde el antiguo Perú - y la salud en general, que se conoce como tal desde nuestros inicios como país, como Nación, como Estado; siempre ha ocupado un lugar importante en el desarrollo de nuestra sociedad. Y hoy a 77 años de la creación institucional de nuestro Ministerio de Salud nos encontramos ante un Perú cuyo rostro ha cambiado sustancialmente. Un Perú en franco desarrollo socio económico, con una realidad totalmente distinta a la que se vivió hace casi 8 décadas.

Con una expectativa creciente en materia de salud y como no, con retos que nos comprometen aún más en rescatar esa enseñanza dejada por nuestra figura representativa de la medicina peruana, en retomar y hacer nuestro ese espíritu de Carrión que vive en cada uno de los miles de trabajadores de salud.

Profesionales y no profesionales de la salud que hora a hora, día a día, año a año, en los lugares más recónditos, alejados y difíciles de nuestro Perú, se esfuerzan con su labor en que nuestro país siga creciendo con equidad, con justicia y no sólo económicamente.

En tal sentido, esta fecha conmemorativa es de celebración y de reconocimiento a cada uno de los que conforman el Ministerio de Salud y que con su aporte permiten no sólo que ese espíritu de Carrión se mantenga presente sino que efectivamente permita llegar a ese ansiado bienestar de todos y muy en especial de los más necesitados.

El saludo y reconocimiento a cada uno de los que integran esta gran familia del Ministerio de Salud, por todo lo que se hizo, se hace y se hará en bien de la salud de las peruanas y peruanos.

Un feliz Día de la Medicina Peruana. Un feliz Aniversario del Ministerio de Salud.