Perú se mantiene como el segundo país de mejor clasificación crediticia en la región pese al ajuste en el rating realizado por S&P

Nota de Prensa

OFICINA DE COMUNICACIONES

18 de marzo de 2022 - 8:18 p. m.

Standard & Poor's Global Ratings modificó la calificación en moneda extranjera de largo plazo de BBB+ a BBB y para moneda nacional de A- a BBB+. Además, revisó su perspectiva de negativa a estable. No obstante, Perú se mantiene como el país con la segunda mejor calificación crediticia de la región, en base a sus sólidas cuentas fiscales y fortalezas macroeconómicas.
 
Cabe recordar que la economía peruana se encuentra en un franco proceso de recuperación, habiendo alcanzado niveles prepandemia y continúa liderando el crecimiento económico a nivel de la región. El crecimiento en 2021 alcanzó 13,3%, versus el 6,8% de crecimiento registrado en América Latina y 12,0% de crecimiento previsto por S&P en octubre del 2021.
 
La rápida recuperación de la economía peruana estuvo favorecida por la respuesta integral y eficaz del gobierno, el mayor avance del proceso de vacunación y la rápida recuperación de las inversiones. 
 
La agencia calificadora indica que su perspectiva para los siguientes años es que Perú continue con una gestión fiscal prudente, así como con una sólida posición de sus cuentas externas. Asimismo, Standard & Poor’s señala que los sucesos en el ámbito político son uno de los principales factores que conllevaron a la modificación de la calificación, además de los retiros de los fondos de pensiones y una mayor dependencia del financiamiento externo.
 
A pesar del ajuste en la calificación crediticia, es importante destacar que Perú continúa siendo una economía resiliente con la mayor reducción del déficit fiscal el año pasado (pasando de 8,9% del PBI en 2020 a 2,6% del PBI en 2021) en un contexto de significativa recuperación económica. Además, en el marco de una gestión fiscal prudente, se han acumulado ahorros fiscales líquidos en la Reserva Secundaria de Liquidez y en el Fondo de Estabilización Fiscal por un monto total de cerca de 2,2% del PBI en 2021. Asimismo, la deuda pública de Perú (36,2% del PBI en 2021) se mantiene como el país con una de las más bajas entre economías emergentes (64,3% del PBI) y países de América Latina (73,0% del PBI). Estás sólidas cuentas fiscales brindan resiliencia macroeconómica al país frente a futuros escenarios adversos y constituyen una de las principales fortalezas del país.
 
Gracias a la implementación prudente y pragmática de políticas y a la sólida posición fiscal, las perspectivas de la República del Perú son más favorables y sólidas de lo que se esperaba hace 6 meses. Además, la recuperación del precio del cobre, que actualmente se encuentra por encima de los 450 centavos de dólar por libra (por encima de los 390 centavos de dólar por libra previstos en el Marco Macroeconómico Multianual), respaldará el rendimiento de las cuentas fiscales, externas y el crecimiento económico.
 
Asimismo, la evolución de los mercados muestra una recuperación de los precios de los bonos peruanos al igual que del Nuevo Sol, lo cual refleja, la confianza en los sólidos fundamentos de la economía peruana.
 
Al respecto, el Ministerio de Economía y Finanzas señala que los favorables resultados fiscales en 2021 brindan una perspectiva positiva para los siguientes años, ya que hacen más factible una reducción gradual del déficit fiscal, lo que permitirá un retiro ordenado del impulso fiscal que se realizó frente a la pandemia y mantener la sostenibilidad de las cuentas fiscales. Incluso, estos resultados fueron más favorables que lo que Standard & Poor’s esperaba en su último reporte de octubre de 2021. En adelante, se seguirá con una política fiscal prudente que continue fortaleciendo las cuentas fiscales y así se generen las condiciones para mejorar la calificación crediticia del país. Por último, es importante resaltar que las principales instituciones económicas continúan sólidas y se han fortalecido en este gobierno. Sumado a ello, hay un compromiso firme del gobierno en alcanzar estándares OCDE, y el presidente ha reafirmado su respeto a la inversión privada, ratificando el cumplimiento de los lineamientos de Política General de Gobierno para el periodo 2021- 2026. Por el lado político es fundamental buscar el consenso entre el ejecutivo y el congreso, tal como lo ha señalado recientemente el Presidente de la República. La buena macroeconomía y solidez fiscal no es suficiente si no alcanzamos consensos políticos.
 
El Gobierno de Perú reitera su compromiso total de continuar priorizando la estabilidad macroeconómica y financiera, así como a la disciplina fiscal, a la vez que implementa una agenda de cierre de brechas sociales para incrementar el bienestar de los ciudadanos. Asimismo, se hace un llamado al consenso político y a evitar generar medidas que deterioren el sistema de pensiones y generen un gran costo para el país.