Culmina con éxito programa mediación penitenciaria: una alternativa pacífica de solución de conflictos

Nota de Prensa
En el Establecimiento Penitenciario de Huancayo.

2 de febrero de 2022 - 3:00 p. m.

NOTA DE PRENSA N° 063 -2022-INPE  
El lunes 31 de enero, se clausuró en el Establecimiento Penitenciario de Huancayo, el programa “Mediación penitenciaria, una alternativa pacifica de solución de conflictos”, que capacitó durante 10 meses, a unos 30 internos de los pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad en técnicas de resolución de conflictos.
 
El evento culminó con éxito, gracias al esfuerzo de la dirección de la Oficina Regional Centro Huancayo, la coordinación de Asistencia Penitenciaria, el establecimiento penitenciario DE Huancayo y la facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional del Centro del Perú (UNCP).
 
La directora regional, Psic. Ana Urraca Anicame, destacó la importancia de este proyecto y el proceso de resocialización de los internos. Señaló, que ayudó significativamente a reducir los niveles de conflictos en el penal y consideró que se debe institucionalizar para ser sostenible y sustentable en los establecimientos penitenciarios a nivel nacional, porque da resultados alentadores en el tratamiento y rehabilitación del interno.
 
Por su parte, el coordinador de Asistencia Penitenciaria de la ORCH, Lic. Sabino Gutarra, dijo que el objetivo del proyecto es que se institucionalice y se convierta en un programa pionero en el tratamiento penitenciario en los 68 penales a nivel nacional.
 
Durante la clausura se realizó la presentación de las actividades en el año 2021, un número artístico a cargo de la asociación cultural “Marinera norteña, pañuelos del centro”, el concurso de play back inter pabellones, saliendo ganador el pabellón 2 con el mix thriller y el concurso de murales obtenido por el pabellón 3. 
 
En la ceremonia estuvieron presentes la subdirectora de Tratamiento, Violeta Chalco Santos; el director del penal, Guido Villavicencio Baca, el psicólogo Alex Paitán Carhuamaca y estudiantes de la facultad de Trabajo Social de la UNCP.
 
Los privados de libertad recibieron su certificado correspondiente de parte de las autoridades penitenciarias, culminando con éxito el programa piloto.