IGP estudiará y vigilará los impactos climáticos sobre el glaciar Huaytapallana

Nota de Prensa
A través del proyecto TAMYA, el IGP destaca importancia del desarrollo científico y tecnológico que realizará para clasificar y cuantificar lluvias sobre el nevado que ha reducido en 72% su tamaño.

Fotos: IGP

Unidad Funcional de Comunicaciones

24 de agosto de 2021 - 8:30 a. m.

Para determinar los impactos de la precipitación de nieve y lluvia sobre los cuerpos glaciares del nevado Huaytapallana en la temporada verano 2021-2022, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) ejecutará un proyecto científico que permitirá la gestión adecuada de los recursos hídricos de Junín y de su producción agrícola que beneficia a Lima y otras regiones. 
 
Este plan contará con la participación del doctor José Luis Flores, director del observatorio de Huancayo, cuna del IGP, quien estará acompañando la misión de un proyecto semilla gestionado junto al Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (INAIGEM).
 
Con esta investigación, denominada Proyecto TAMYA, el IGP tendrá como objetivo clasificar y cuantificar el tipo de precipitación, y aportar las mediciones del radar SOPHy que brindará información en tiempo real junto a la lectura de otros parámetros de estaciones meteorológicas instaladas en distintos puntos del nevado Huaytapallana.

TAMYA (lluvia en quechua) es un proyecto de colaboración interinstitucional de 18 meses de duración entre el IGP y el INAIGEM, órganos adscritos al Ministerio del Ambiente, acción a la que se suma la asociación civil Ciencia Internacional.

El proyecto obedece a que el Huaytapallana ha registrado en las últimas seis décadas un retroceso glaciar de más de 49 km² (72%) quedando ahora con una superficie aproximada de 20 km². El cambio climático ha alterado los sistemas hidrológicos en cantidad y calidad, a través de las variaciones de los niveles de precipitación, por lo que urge implementar sistemas de monitoreo y otros estudios a favor del agro y el uso de recursos hídricos.

El IGP, en su rol de formador de nuevas generaciones, comprende la importancia de estos proyectos que evaluarán la reducción del nevado Huaytapallana y su impacto en el medio ambiente. Este glaciar es parte de los macizos de la cordillera ubicadas en la zona central del país y su ámbito se extiende sobre las provincias de Huancayo y Concepción del departamento de Junín.