¡Soldado de bata blanca! Médico celebra la victoria tras ganar la batalla contra la COVID-19 en el Hospital Emergencia Ate Vitarte

Nota de Prensa
• Tras varios días en UCI, el galeno fue despedido en medio de aplausos por parte de sus colegas, quienes estuvieron a su lado luchando hasta derrotar al virus.

28 de setiembre de 2021 - 11:07 a. m.

“He pasado por esto dos veces; realmente es como regresar a la vida. Dios me está dando otra oportunidad para seguir de pie en esta batalla que nos ha encomendado”, fueron las palabras del médico cirujano Diego Bracamonte, de 32 años, quien contrajo el virus una vez más, mientras se encontraba en primera línea luchando contra la COVID-19 en el Hospital de Huarmey.

El galeno ingresó a este hospital con un bajo nivel de saturación de oxígeno en la sangre y con un tiempo de enfermedad de 7 días, un cuadro que iba avanzando rápidamente y con un pronóstico desalentador. Por ello, para evitar mayores complicaciones, fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde nuestro equipo multidisciplinario de la salud le brindó el tratamiento oportuno, manteniéndose pendientes de su evolución.

“Nuestro colega tenía el 40% de compromiso pulmonar, por lo que decidimos suministrarle soporte oxigenatorio de alto flujo, obteniendo una evolución favorable a los pocos días. Nos encontramos enfocados en cuidar la salud de nuestros pacientes; por ello, tratamos de brindarles los mejores cuidados para que puedan superar esta difícil etapa y regresen a casa junto a los suyos”, señaló el Dr. Olguín Grandez, médico especialista de la UCI.

Para alegría de su familia y de todo el personal del Hospital Emergencia Ate Vitarte, el valeroso médico salió victorioso de esta guerra y antes de regresar a su hogar al lado de su madre, en la ciudad de Casma, agradeció a todos los profesionales de la salud por las atenciones y buenas decisiones tomadas para su pronta mejoría.

“Estoy feliz, muy contento. Llegué a este hospital sin saber cuál sería mi destino y gracias a Dios y a mis compañeros, me recuperé porque me atendieron perfecto y siguieron los pasos correctos. Son personas muy profesionales y capacitadas. Manténganse firmes, incólumes porque Dios nos ha enviado para ayudar y cuidar de nuestro prójimo.”, indicó el Dr. Bracamonte.

 
Del mismo modo, exhortó a las personas a no bajar la guardia y apoyar al personal de salud que lucha cada día para vencer esta enfermedad. “Cuídense y estén alertas. Acudan a vacunarse porque eso disminuye el riesgo de mortalidad y los casos severos. Cuídense mucho, piensen en su familia, valoren cada día como si fuera el último”, finalizó el personal de salud.