Devida invierte más de 5 millones para impulsar la producción de plátano en el Alto Huallaga

Nota de Prensa
En alianza estratégica con cinco gobiernos locales de la provincia de Leoncio Prado y Marañón se ejecutan cuatro actividades y un proyecto en 53 comunidades de la región Huánuco.

Fotos: Devida

28 de diciembre de 2021 - 4:12 p. m.

Impulsando la diversificación productiva en el Alto Huallaga, la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) invirtió S/. 5,149.095.00 en cuatro distritos de la provincia de Leoncio Prado y uno en la provincia de Marañón (Huánuco), a favor de 1363 familias que apuestan por este cultivo como actividad lícita en 2166.5 hectáreas.

El proyecto y las actividades son ejecutadas por los municipios, con el presupuesto transferido por Devida, como parte del programa presupuestal de Desarrollo Alternativo Integral y Sostenible. La municipalidad distrital de Castillo Grande ejecuta el proyecto de mejoramiento de la cadena productiva de plátano y banano por S/. 2,449,095.25; con el objetivo de mejorar la cadena productiva en 163.5 hectáreas nuevas y 654 Hectáreas en etapa de mantenimiento a favor de 327 familias de 15 caseríos.

En el distrito de Hermilio Valdizan, la inversión es de S/. 800.000 para implementar buenas prácticas en la etapa de cosecha y post cosecha en 229 hectáreas, que corresponde a 229 familias de ocho comunidades. La misma cantidad en presupuesto; Devida invierte en el distrito de Luyando a favor de 272 familias en 272 hectáreas de 12 comunidades.

Asimismo, en el distrito de Pucayacu la inversión es de S/. 600.000 para la implementación de buenas prácticas en la etapa de cosecha y post cosecha de plátano en 252 hectáreas a favor de 252 familias de 10 comunidades.

Por otro lado, en el distrito de La Morada, provincia de Marañón, se viene trabajando para el mantenimiento y renovación de áreas en producción con el objetivo de mejorar los niveles de producción de plátano. La inversión es de S/ 500.000 que beneficia a 283 familias en 596 hectáreas de 08 comunidades.

En el proyecto y actividades se desarrollan capacitaciones técnico grupal en sistemas y densidad de siembra, control cultural o labores culturales, identificación de clones, fertilización y plan de abonamiento, control de plagas y enfermedades del cultivo, manejo de racimos, producción orgánica y exigencias del mercado; además en todas las sesiones se tiene en cuenta el protocolo de bioseguridad para la prevención de la Covid-19.