Defensoría del Pueblo: oxígeno medicinal en Cusco no sería suficiente ante una eventual tercera ola del COVID-19

Nota de Prensa
Durante supervisión se encontró que dos plantas se encuentran inoperativas
Foto de balones de oxigeno medicinal en área de recarga

4 de agosto de 2021 - 5:34 p. m.

Nota de Prensa n.° 1135/OCII/DP/2021
 
Al término de una supervisión a las plantas de oxígeno de los principales hospitales cusqueños, que tuvo como objetivo verificar las condiciones en que se encuentran para afrontar una eventual tercera ola de contagios del COVID-19, la oficina de la Defensoría del Pueblo en Cusco instó a las autoridades de esta región a adoptar acciones inmediatas dirigidas a garantizar la provisión suficiente de este valioso insumo a favor de la población.
 
La supervisión, que comprendió al Hospital Regional del Cusco y al hospital Adolfo Guevara Velasco, así como a la sede de la Gerencia Regional de Salud (Geresa), permitió detectar que dos plantas de oxígeno ubicadas en establecimientos que dependen de esta última institución se encuentran inoperativas, entre otras deficiencias.
 
En el Hospital Adolfo Guevara Velasco, por ejemplo, se constató que carece de los equipos necesarios para realizar el monitoreo periódico de la calidad del oxígeno medicinal para personas con COVID-19 y de aquellas con otras patologías.
 
De otro lado, durante el recorrido por el Hospital Regional se advirtió que no cuenta con un plan de contingencia ante un eventual desabastecimiento de oxígeno, tampoco cuenta con un plan de mantenimiento preventivo del sistema de suministro para el presente año. Finalmente, a la fecha no lograron conformar el equipo multidisciplinario para la gestión del oxígeno medicinal, pese a que así ha sido establecido por el Ministerio de Salud.
 
Por otro lado la planta de oxígeno de la empresa Industrias Cachimayo, que abastece a los hospitales y redes de salud de la ciudad, entrará en mantenimiento en los próximos meses, lo que podría generar el desabastecimiento de dicho insumo ante una eventual tercera ola de la pandemia.
 
Finalmente, durante la visita a la sede de la Geresa se observó que ninguna de las plantas generadoras de oxígeno tiene presupuesto para su mantenimiento, debido a que fueron donadas y a la fecha todavía no forman parte del patrimonio de la entidad. En esta lista se encuentra la planta donada por las gestiones del Arzobispado del Cusco.
 
Ante estos hechos, la jefa de la oficina defensorial, Rosa Santa Cruz, instó al director de la Geresa Cusco y a los directores de los nosocomios supervisados a subsanar las observaciones encontradas en el más breve plazo, a fin de que puedan contar con el oxígeno suficiente que permita resistir las demandas de una posible tercera ola de la pandemia en nuestro país, la misma que podría ser más grave debido a la presencia de la variante Delta, que ha sido detectada en regiones como Arequipa, Junín y Lima.