Pum pin fajardino de Ayacucho es declarado Patrimonio Cultural de la Nación

Nota de Prensa
Esta expresión artística está tradicionalmente asociada a los carnavales, habiéndose convertido en un marcador sonoro de identidad y un mecanismo de resistencia cultural para el pueblo fajardino.
Pum pin fajardino de Ayacucho es declarado Patrimonio Cultural de la Nación
Pum pin fajardino de Ayacucho es declarado Patrimonio Cultural de la Nación
Pum pin fajardino de Ayacucho es declarado Patrimonio Cultural de la Nación
Pum pin fajardino de Ayacucho es declarado Patrimonio Cultural de la Nación

OFICINA DE COMUNICACIÓN E IMAGEN INSTITUCIONAL

25 de febrero de 2022 - 2:27 p. m.

El Ministerio de Cultura, mediante Resolución Viceministerial N° 000057-2022-VMPCIC/MC, declaró como Patrimonio Cultural de la Nación al Pum pin fajardino, de la provincia de Fajardo, departamento de Ayacucho.

La declaratoria se dio en razón de constituir una práctica ritual performativa, así como un marcador sonoro de identidad colectiva que, además de estar asociada al ciclo agrícola, se ha vuelto un mecanismo de resistencia cultural y un vehículo para el registro y transmisión de la memoria del pueblo fajardino, atestiguando contextos de violencia y desplazamiento, y por sobre todo celebrando la vida y la fertilidad.

El pum pin o pumpin es practicado en los distritos de Cayara, Colca, Huancapi, Huancaraylla y Alcamenca, así como en Hualla donde exhibe rasgos distintivos. Sus orígenes se remiten a la qashwa, música asociada a los carnavales y que fue transformándose a partir de la incorporación de nuevos instrumentos y sonoridades a las culturas musicales locales. 

El contexto tradicional de práctica y representación del pum pin es el tiempo de carnavales, asociado al ciclo del cultivo del maíz y al cortejo entre hombres y mujeres.

La música del pum pin fajardino es interpretada de forma colectiva, caracterizada por el uso de guitarras de entre 12 y 18 cuerdas metálicas y voces femeninas. Los relatos de tradición oral más extendidos refieren que el nombre de la expresión se trata de una onomatopeya, derivada del sonido producido por el tañido repetitivo de las cuerdas de las guitarras, una de las cuales incluye una cuerda más gruesa o bordón que genera un sonido grave el cual permite marcar el ritmo de la melodía.

Las temáticas de las letras del pum pin, por otro lado, dan cuenta de la versatilidad de la expresión como mecanismo expresivo, yendo desde el enamoramiento y el cortejo hasta problemáticas de índole social y política. Esto permite a sus cultores interrelacionarse con su contexto, así como problematizar, testimoniar y compartir sus vivencias. Así, el pum pin ha generado históricamente un espacio de encuentro para los distritos al interior de la provincia de Fajardo, permitiendo la reproducción de los vínculos sociales que hermanan a estas comunidades y brindándoles al mismo tiempo un profundo sentido de identidad.

Es importante destacar el rol de las asociaciones de residentes fajardinos y federaciones de alcance distrital, provincial y regional, que construyeron y sostuvieron una red de festividades y concursos, a través de los cuales la práctica del pum pin se mantuvo vigente y se siguió expandiendo. 

Es el caso de la Federación Fajardina – FEFA, establecida en 1959, y de la Federación Departamental de Instituciones Provinciales de Ayacucho – FEDIPA, establecida en 1984, responsables de la organización de los festivales y concursos de carnaval Qori Charango y Vencedores de Ayacucho, respectivamente.