Intervenciones quirúrgicas y más de 23 mil atenciones en salud fueron supervisadas por el jefe del Comando Conjunto en distritos del Vraem

Nota de Prensa
Campaña brindó además cirugías de forma gratuita

Fotos: Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas

16 de mayo de 2021 - 8:00 p. m.

Un menor de tan solo 10 meses, de la localidad de San Francisco, distrito de Pichari (Cusco) al ser atendido en la especialidad de pediatría se le diagnosticó labio leporino. Ante la situación delicada, el Comando Conjunto realizó la evacuación del bebé que acompañado de su madre llegaron al Hospital del Niño en Lima, donde médicos especialistas tratarán esta anomalía para que pueda llevar una vida normal en el futuro.
 
En paralelo, a más de 270 kilómetros de distancia, en el distrito de Mazamari (Junín) una mujer de 52 años, fue sometida a una biopsia quirúrgica, ya que padecía de un tumor en la mama izquierda. Los resultados determinarán el tratamiento que podría decidir su traslado a Lima.
 
Otros 24 casos necesitaron intervenciones quirúrgicas y fueron 23,634 atenciones en salud que se le realizaron, entre el 11 y 15 de mayo, en el centro poblado de Puerto Prado ubicado en el distrito Río Tambo y en los distritos de Coriviali y Mazamari, ambos en la provincia de Satipo, Junín. Además, esta campaña de ayuda humanitaria también se ejecutó, en simultáneo, en el distrito de Pichari, provincia de La Convención, Cusco.
 
Para supervisar el trabajo de las Fuerzas Armadas y dar soluciones inmediatas de ser el caso, el jefe del Comando Conjunto, General de Ejército César Astudillo Salcedo, llegó el sábado 15 al distrito de Pichari, donde resaltó la importancia de estas campañas en salud sobre todo en la emergencia sanitaria que está afrontando el país. Asimismo, señaló que estas ayudas humanitarias continuarán realizándose durante todo el año en las zonas más agrestes y alejadas.
 
Durante estos cuatro días, los pobladores se pudieron atender en las especialidades de mayor demanda como medicina general, urología, gastroenterología, endocrinología, ginecología, ecografía, laboratorio, rayos X, pediatría, traumatología, entre otros; se entregó 1,718 canastas de INDECI a los pobladores que dieron positivos al COVID-19 y adultos mayores de 65 años. También se sometió a 2,399 asistentes a pruebas antígenas y serológicas para detectar el COVID-19.
 
Esta jornada es liderada por el Comando Conjunto en coordinación con entidades locales como la Dirección Regional de Salud y las municipalidades distritales. Además, de la participación de DEVIDA, personal médico del ministerio de Salud, EsSalud y de la sanidad de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional.
 
Cabe resaltar que estas poblaciones han sido fuertemente golpeadas por el terrorismo durante décadas; en Coriviali padecieron cruentos crímenes a finales de 1980, familias enteras de Puerto Prado fueron rescatadas de Sendero Luminoso o las detenciones de terroristas en Pichari. Sin embargo, las campañas que realiza el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas desde hace más de seis años han contribuido en pacificar estas zonas del Vraem.