Sistema de Gestión Antisoborno de la Contraloría

La Contraloría General de la República declara como prioridad luchar contra el soborno, adoptando todas las medidas que sean necesarias.

Para ello, a través de su política de la gestión antisoborno, se compromete a:

  • Prohibir actos de soborno en todos los niveles de la institución o en beneficio de alguna parte interesada pertinente de la Contraloría.
  • Promover el comportamiento ético de todas las partes interesadas pertinentes de la Contraloría, a fin de fortalecer la cultura de integridad y ética pública.
  • Fortalecer los mecanismos de denuncias contra actos de soborno, que garanticen el tratamiento confidencial y la protección de los denunciantes.
  • Exigir el cumplimiento de la normativa vinculada a la gestión antisoborno, y sancionar a las y los colaboradores que realicen actos de soborno en la entidad, de acuerdo con la normatividad aplicable.
  • Asegurar la autoridad e independencia del responsable de la función de cumplimiento antisoborno para la adecuada implementación y mantenimiento del Sistema de Gestión Antisoborno de la Contraloría.
  • Asegurar el cumplimiento de la norma ISO 37001 en el Sistema de Gestión Antisoborno de la Contraloría, así como el logro de sus objetivos y su mejora continua.

Objetivos de la gestión antisoborno

La Contraloría ha determinado los objetivos de gestión antisoborno, alineados a la política de gestión antisoborno:

  • Garantizar una cultura de integridad y ética en la entidad que permita que las y los colaboradores, así como las partes interesadas pertinentes de la Contraloría, rechacen actos de soborno.
  • Asegurar una efectiva gestión de denuncias contra actos de soborno en la Contraloría.
  • Promover la identificación y el tratamiento de riesgos de soborno a nivel estratégico y táctico.
  • Detectar y sancionar los actos de soborno en los que participen las y los colaboradores de la Contraloría.
  • Garantizar el acceso oportuno de la función de cumplimiento antisoborno a la alta dirección y las instancias pertinentes, para la adecuada implementación y mantenimiento del Sistema de Gestión Antisoborno de la Contraloría.
  • Asegurar la eficacia del Sistema de Gestión Antisoborno implementado en la Contraloría.

La Contraloría tiene como misión dirigir, supervisar y ejecutar el control a las entidades públicas para contribuir al uso eficaz, eficiente y transparente de los recursos públicos.

Asimismo, asume el rol promotor de una cultura de integridad y de ética pública en las y los servidores civiles y en la ciudadanía, desarrollando para ello acciones orientadas a prevenir y detectar la corrupción.