Coronavirus: recomendaciones para ir a vacunarte contra la COVID-19

Las jornadas de vacunación contra el coronavirus se realizan de acuerdo a la nueva estrategia de vacunación con enfoque territorial y a la disponibilidad de vacunas en el país.

La programación de tu vacuna se hará según el nivel de riesgo del lugar donde vives y tu edad. Cuando sea tu turno, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

Antes de ir:

Camino a vacunarte:

En tu centro de vacunación:

  • Respeta el distanciamiento social y las indicaciones que te dará el personal de salud.
  • Colabora con los protocolos de bioseguridad establecidos para el procedimiento: desinfección y toma de temperatura al ingresar.
  • Responde con claridad y veracidad el Formato de consentimiento informado que te entregarán para conocer tus condiciones de salud. Con esto, autorizas al personal de salud a aplicarte la vacuna. Si no puedes hacerlo, pide ayuda para que los orientadores lo llenen por ti.
  • Pasarás por una evaluación médica previa para determinar si tienes alguna comorbilidad, y se te dará algunas recomendaciones para la aplicación de la vacuna.

Después de vacunarte:

  • Tras la aplicación, deberás quedarte por 30 minutos en la zona de observación de tu centro de vacunación para que seas monitoreado ante eventuales reacciones.
  • Prepárate para posibles efectos secundarios como dolor muscular, ligera hinchazón o enrojecimiento en la zona de inyección, dolor de cabeza o malestar. Estos desaparecerán entre las 48 a 72 horas de haber recibido la vacuna.
  • En caso tuvieras otras molestias, acércate al establecimiento de salud más cercano para que seas evaluado.
  • Ten presente la fecha en que te será aplicada la segunda dosis.

Recuerda que la aplicación de la vacuna no evita que te contagies; por ello, debes seguir cumpliendo con las medidas básicas de higiene recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Importante

Revisa los horarios de inmovilización social obligatoria que debes respetar del 17 al 30 de enero de 2022 según la provincia donde vives.
Protege tu vida y la de personas con factores de riesgo.