Infórmate para prevenir: el ABC de los incendios forestales

En los últimos años, los efectos del cambio climático han generado daños irreparables en nuestro país y el mundo, y las áreas naturales protegidas no son la excepción. En el Perú se evidencia el incremento de la vulnerabilidad y riesgo de algunas regiones ante eventos climatológicos extremos que sumados a prácticas como la quema de pastos, han generado incendios forestales de gran magnitud que causan la pérdida de miles de hectáreas de bosques y otros ecosistemas.

Ante ello, el Sernanp, en alianza con diversos actores, ha implementado la Estrategia de Gestión del Riesgo de Incendio Forestal en el Sistema de Áreas Naturales Protegidas con el objetivo de prevenir este tipo de incidentes y promover su atención oportuna y planificada minimizando sus impactos.

¿Qué es un incendio forestal?

Es el fuego que se propaga sin control en bosques naturales o plantados, producido por la acción del ser humando o causado por la naturaleza, ocasionando daños ecológicos, climáticos, económicos y sociales. Puede afectar desde una superficie pequeña hasta miles de hectáreas.

¿Qué factores propician el fuego?

  1. Calor
  2. Combustible (todo material vegetal como hojas, ramas, leñas y troncos)
  3. Oxígeno

¿Cuáles son las causas?

  • Desconocimiento del poblador al utilizar el fuego como medio para la conversión de tierras forestales a uso agrícola o ganadero.
  • Negligencias en la quema de pastos.
  • Negligencias al utilizar el fuego como medio de ocntrol de malezas, residuos agrícolas y fauna indeseable.

¿Y las consecuencias?

  • Pérdida de la vida humana.
  • Pérdida de bosques y pastos naturales.
  • Reducción del crecimiento de los bosques y pérdida de la fertilidad de los suelos.
  • Destrucción de caseríos e instalaciones.
  • Muerte de fauna silvestre y animales domésticos.
  • Disminución de la calidad del agua.
  • Contaminación del aire, elevando los riesgos de infecciones respiratorias.

¿Qué debo hacer ante un incendio forestal?

  • Alejarte del fuego en dirección opuesta al humo y ve a un área amplia sin vegetación.
  • Cubre tu nariz y boca con un trapo húmedo para no inhalar humo.
  • El fuego tiende a subir, si te encuentras en una ladera, aléjate caminando por los bordes y siempre cuesta abajo.
  • No intentes cruzar las llamas a menos que veas de forma clara hacia el otro lado.
  • Si eres alcanzado por el fuego, sitúate en una zona de tierra ya quemada. Si no puedes huir de las llamas, colócate al nivel del suelo y cúbrete el cuerpo con tierra.

Las épocas secas del año peruano son de abril a noviembre, en las que las condiciones meteorológicas favorecen la ocurrencia de incendios forestales.

¡Ayúdanos a evitarlos!