Diresa: “Mala alimentación nos hace más vulnerables ante el COVID-19”

Nota de Prensa

Fotos: REFERENCIAL

3 de setiembre de 2020 - 3:41 p. m.

Si bien es cierto, no existen alimentos que eviten o curen la infección por coronavirus, el buen estado nutricional del paciente puede ayudar a mitigar el impacto del COVID-19 en su organismo.

La nutricionista de la Dirección Regional de Salud, Gladys Castro Díaz, informó que para ayudar a nuestro sistema inmune es importante consumir alimentos naturales, lo que implica evitar la ingesta de productos procesados o ultraprocesados como bebidas carbonatadas, galletas, salsas y sopas instantáneas, embutidos, snacks, cereales en barra; entre otros.

“Se debe evitar el consumo de estos alimentos porque contienen grasas dañinas y azúcares que disminuyen nuestro sistema inmune, con lo cual quedamos desprotegidos ante la COVID-19. Es importante consumir frutas y verduras pues nos van permitir absorber los nutrientes necesarios para fortalecer la respuesta de nuestro organismo ante la enfermedad”, señaló.

La especialista precisó que hay que cuidar el nivel de proteínas y carbohidratos y comer grasas saludables que se encuentran en productos como: el pescado, las nueces y la palta.

“Hay que resaltar que las verduras y las frutas, sobre todo las cítricas como la naranja, el limón, la mandarina o la piña, son fuente de vitamina C. Esta vitamina fortalece la respuesta inmunitaria de nuestro organismo ante cualquier virus o enfermedad. Las proteínas de buena calidad se encuentran en el pescado o la clara de huevo. La leche también es una buena fuente de proteínas, pero no de sebe exceder su consumo”, expresó.

Recomendó, además, consumir también magnesio y zinc ya sea de manera natural a través de las frutas y vegetales o como suplementos en caso sea necesario.

Castro Díaz subrayó que, durante la fase de la infección y convalecencia es vital hidratarse ya que el COVID-19 ocasiona pérdida de líquido, no obstante, informó el uso de agua, jugos sin azúcar, infusiones o cualquier otra bebida saludable por lo que se deben evitar las bebidas carbonatadas o procesadas.