Cerca de ochocientos fiscales escolares de Lima y Callao prestaron juramento ante Fiscal de la Nación

Nota Informativa
En ceremonia realizada esta mañana en el colegio Ricardo Bentín del Rímac

15 de abril de 2016 - 12:00 a. m.

(AFN, 15 de abril de 2016).- Un total de 780 fiscales escolares y 39 agentes educativos de Lima Metropolitana y el Callao, prestaron juramento para emprender la labor de prevención de conductas ilícitas al interior de sus colegios, en ceremonia llevada a cabo esta mañana en el colegio Ricardo Bentín del Rímac; y que fue presidida por el Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde.

En sus palabras, el titular del Ministerio Público expresó su doble satisfacción por el acto protocolar. Destacó, por un lado, que adquiere significativa importancia al tratarse del centro educativo donde pasó su etapa escolar y recordó algunos pasajes de su infancia en dicho plantel.

Además, el magistrado destacó los logros que viene obteniendo el programa de fiscales escolares a nivel nacional; y pidió a los jóvenes esforzarse para ser buenos estudiantes, excelentes hijos y mejores profesionales. “Les pido que estudien mucho pues el mundo es cada vez más competitivo”, sostuvo ante la presencia de cientos de jóvenes de distintos puntos de la capital reunidos en el patio principal del plantel.

Acto seguido, el doctor Sánchez Velarde impuso los cordones y medallas a seis fiscales escolares representantes de los cuatro distritos fiscales que componen Lima: Lima Norte, Lima Sur, Lima Centro y Lima Este; así como del distrito fiscal del Callao, a quienes exigió ser sumamente responsables en el trabajo permanente con el Ministerio Público.

La ceremonia contó con la intervención, además, de la fiscal superior coordinadora del programa de Fiscales Escolares a nivel nacional, Lina Dorita Loayza Alfaro, quien resaltó el trabajo coordinado que vienen efectuando los fiscales escolares y agentes educativos junto al Ministerio Público, en la prevención de conductas ilícitas como venta de drogas y alcohol, violencia doméstica, maltrato infantil y trata de personas, entre otras. “Fiscales, docentes y fiscales escolares trabajamos juntos para evitar que el delito trascienda en la etapa escolar”, indicó.

Por su parte, el adolescente Carlos Cano, del colegio Bernardo O’Higgins, se dirigió a todos los asistentes en representación de los fiscales escolares, subrayando los logros obtenidos por el Ministerio Público a lo largo de los últimos tres años en la formación de estudiantes líderes y alejados de conductas ilícitas. “Cada suma de dinero invertida por la Fiscalía no ha sido en vano, pues quizá no seamos los estudiantes con mejores notas, pero somos líderes en nuestros entornos de amigos”, sostuvo.

Cabe destacar que los fiscales escolares tienen la tarea de difundir los riesgos de determinadas conductas ilícitas para evitar que los alumnos sean víctimas de delitos. Asimismo orientan a sus compañeros en la vigencia de valores y derechos. Por su parte, los agentes educativos pueden denunciar casos de relevancia penal en los colegios. Actualmente, el programa de fiscales escolares es aplicado por Ministerio Público en un total de 1400 colegios a nivel nacional, con 20 fiscales escolares en cada plantel.

 

MINISTERIO PÚBLICO - FISCALÍA DE LA NACIÓN

Imagen Institucional