Logran tres sentencias por robo agravado en San Juan de Lurigancho

Nota Informativa
El Fiscal Adjunto, Ítalo Cárdenas Díaz, de la Fiscalía Superior Transitoria de San Juan de Lurigancho fue el encargado de sustentar en los tres casos la responsabilidad penal de los acusados.

3 de agosto de 2015 - 12:00 a. m.

(AFN, Lima Este, 03 de agosto de 2015).- La Fiscalía Superior Transitoria de San Juan de Lurigancho a cargo del Fiscal Adjunto, Ítalo Cárdenas Díaz, logró tres sentencias condenatorias por el delito contra el patrimonio en su modalidad de robo agravado.

En el primer caso el acusado es Jorge Luis Pilhuaman Thomás, quien fue sentenciado a cinco años de pena privativa de la libertad efectiva y deberá pagar el monto de mil nuevos soles por concepto de reparación civil a favor de Henry Huanca Laura.

El hecho ocurrió el 19 de mayo de 2009 en circunstancias que el agraviado se encontraba transitando a la altura de la cuadra 16 de la calle Hatuncolla, en el distrito de San Juan de Lurigancho, cuando sorpresivamente fue interceptado por el sentenciado y haciendo uso de la violencia le robó un reproductor de sonido “MP3”, luego fue intervenido por personal policial de la zona cuando intentaban ocultarse al interior de una vivienda.

La segunda sentencia es para Junior David Navarro Martínez, condenado también por el delito de robo agravado en agravio de Laina Jasmín Fachín Tamani, logrando imponerse siete años de pena privativa de la libertad efectiva y fijándose en el mismo fallo el pago de trescientos nuevos soles como reparación civil a favor de la parte agraviada.

En este caso, los hechos materia de investigación sucedieron el 29 de julio de 2014, cuando la agraviada transitaba por el paradero ocho de la avenida Canto Grande y fue interceptada por Navarro Martínez, quien logró robarle su teléfono celular marca Alcatel con sus respectivos audífonos.

La última sentencia de cinco años de pena privativa de la libertad efectiva es para José Ignacio Egoavil Pérez, por el delito de robo agravado en grado de tentativa en agravio de Eduardo Cusi Ticllacuri y la Empresa Cepicon S.A.C. Además, se dispuso para el condenado el pago por concepto de reparación civil la suma de mil nuevos soles a favor de los agraviados.

Los hechos se registraron el 18 de marzo de 2012, cuando Egoavil Pérez se apoderó de un celular y la suma de doscientos nuevos soles de Cusi Ticllacuri, así como de una impresora de la Empresa CEPICON S.A.C.

El fiscal adjunto Ítalo Cárdenas Díaz, de la Fiscalía Superior Transitoria de San Juan de Lurigancho, fue el encargado de sustentar en los tres casos la responsabilidad penal de los acusados ante la Sala Especializada en lo Penal Descentralizada y Permanente de San Juan de Lurigancho.

MINISTERIO PÚBLICO – FISCALÍA DE LA NACIÓN

Imagen Institucional