Discurso del doctor Pablo Sánchez en la ceremonia de juramentación

Nota Informativa

23 de julio de 2015 - 12:00 a. m.

Doy inicio a este discurso de orden como debe de ser, dando las gracias. En primer lugar dar las gracias a Dios que ha permitido que estemos presentes en esta sede institucional, a la que llegue hace 34 años. Muy jóvenes, llegamos chiquitos a esta institución. Y en segundo lugar, debo agradecer a mi institución al Ministerio Publico, pues mucho de lo que he aprendido en el plano personal se lo debo a ella, que me fue formando en el noble ejercicio del derecho y la defensa de la legalidad, me nutrió de innumerables experiencias de vida, hizo que me avocara a cientos de casos muchos de ellos emblemáticos y bastantes conocidos e importantes ampliando mi experiencia y conocimientos en materia penal, lo que me impulsó a complementar información del extranjero, ya que paralelamente pude ejercer la docencia universitaria. A veces me siento más fiscal que docente y otras más docente que fiscal, lo cierto es que lo que uno enseña lo aplica en la práctica y lo que uno aplica en la práctica fiscal lo enseña en la universidad.

Toda esta línea de carrera y de desarrollo profesional la encontré en esta casa. Es un orgullo llegar a ser Fiscal de la Nación, pero también una gran responsabilidad que asumo con honor, con honestidad y con compromiso. Este enorme compromiso que hoy asumo con responsabilidad y gratitud me obliga como primer gran reto a impulsar y mejorar la imagen del Ministerio Público, en tal sentido, inicio mi gestión mirando positivamente hacia adelante. Para lograrlo, resulta imprescindible acercar nuestro quehacer diario al ciudadano, al ciudadano de a pie, a las víctimas del delito y la violencia, que no tienen voz ni poder, aquellas niñas y niños atrapados en una realidad social y de antemano los condenan a crecer sin oportunidades. A todos los peruanos pero sobre todo a nuestros hijos, debemos garantizarles un futuro con esperanza un país sostenible del que puedan gozar con libertad y con justicia.

La delincuencia convencional y no convencional deben ser sancionadas eficientemente a través de investigaciones fiscales impecables y transparentes donde se respeten los derechos fundamentales de todos los procesados y se acrediten con pruebas sus responsabilidades penales a través de mecanismos idóneos y peritajes modernos. Estoy plenamente convencido, después de tantos años de trabajo que el Ministerio Público del Perú se va a convertir en mediano plazo en un referente de la región. Pero, además para mejorar la imagen de la institución y por cierto, es necesario un cambio de actitud de las demás instituciones públicas, un cambio de actitud de cada uno de nosotros, en el lugar donde nos encontremos, en la función que ejerzamos, en el oficio que tengamos, un cambio de actitud es muy importante para recuperar y depositar la confianza ciudadana en la administración de justicia. La pregunta es: ¿Cómo se logra? ¿Qué hacemos? La respuesta que nosotros enseñamos es la siguiente: Respetando las leyes, interpretando debidamente las mismas, defendiendo la legalidad, realizando un trabajo fiscal objetivo, imparcial, independiente y con prontitud debida, con respeto al debido proceso y los principios rectores, con respeto a las partes, con respeto a las jerarquías, con la debida atención al usuario, con una conducta honesta, con una actitud funcionalmente proactiva y ciertamente cuidando la reserva de las investigaciones.

Sobre este último aspecto, somos conscientes que la ciudadanía tiene derecho a conocer de los casos que generan preocupación y alarma social, pero también es cierto que hay que cuidar la investigación y los derechos que le asisten a las personas que son investigadas, lo que no impide que se puedan proporcionar datos globales o genéricos sobre los casos que les interesa. Los fiscales tienen que guardar la reserva de la investigación los detalles de las indagaciones, pero probablemente se puede afirmar que si avanzamos en una investigación en la que se van a llevar a cabo ciertas diligencias importantes y en el plazo determinante de ese tema, un fiscal eficiente y eficaz tiene necesariamente que cuidar su trabajo, los casos penales, la investigación.

Nosotros creemos en nuestra institución y la Constitución nos delega la custodia de la ley, la titularidad de la acción penal , la defensa de la familia, del menor, entre otra funciones. De allí que desde la Junta de Fiscales Supremos con la que trabajamos en equipo, nuestro compromiso, el compromiso de fiscales y funcionarios de todos los niveles sea de estricto cumplimiento a la Carta Fundamental, de esa manera contribuimos a fortalecer el estado democrático de nuestro país.

Mi gestión se compromete a cumplir estrictamente con lo que dice la ley. En este punto de mi exposición quiero dar cuenta lo que hemos hecho en estos casi siete meses y lo que vamos hacer en nuestra gestión de tres años. Brevemente lo voy a señalar.
¿Qué hemos hecho?
Nos preocupamos sobre todo en demostrar una imagen distinta del Ministerio Público, fortaleciendo su labor sobre todo en aquellos casos más importantes, imprimiendo una imagen objetiva y decente del ejercicio de la función; acercándonos a la colectividad, acercándonos a los señores fiscales y funcionarios del Ministerio Público, visitando las sedes con mayores problemas, nuestras llamadas visitas inopinadas, y dialogando con
seriedad y crudeza nuestra realidad, nuestras necesidades, las posibilidades de mejora y sobre todo buscando el compromiso de levantar y mejorar nuestra imagen ante lal opinión pública.

Como se ha dicho, esta gestión mira hacia adelante no mira hacia atrás, busca lograr un Ministerio Público confiable, vamos a lograr que el Ministerio Público sea una institución respetable y que se hace respetar, con un actuar independiente imparcial y objetivo.

El Ministerio Público es una garantía de legalidad, así es nuestra visión institucional. Hemos fortalecido la lucha contra la corrupción y crimen organizado poniendo a buen recaudo a quien ha delinquido o afectado los cimientos sociales económicos políticos y judiciales de nuestro país. Nuestro compromiso es continuar en ese mismo esfuerzo para derrotar a la corrupción sea en el ámbito público como en el ámbito privado y buscar naturalmente la condena de aquellos que cometen delitos grandes y violentos y que generan inseguridad ciudadana sobre todo aquellos que afectan a los menores y personas menos protegidas.

Estamos ordenando administrativamente nuestra institución. Hemos reactivado la adquisición de insumos y bienes para brindar un mejor servicio médico legal. Hemos activado y suscrito convenios con organizaciones y entidades nacionales y extranjeras, así como con diversas universidades de Europa para el perfeccionamiento de los fiscales sobre todo en el área de investigación criminal y, se están formulando otros para el mejoramiento del sistema fiscal y médico legal.

En este tiempo hemos generado una política de puerta abiertas y acciones inmediatas de naturaleza ejecutiva, hemos puesto en funcionamiento en Ucayali un sistema de uso satelital para detectar en tiempo real lugares de tala ilegal, minería ilegal y tráfico de drogas, gracias al apoyo de la embajada de los Estados Unidos.

En el ámbito funcional de los fiscales, se han desarticulado organizaciones criminales delictivas y procedido a su detención, se han realizado operativos exitosos que son de conocimiento público en Lambayeque, Trujillo, Ica en el Vraem, con la intervención de fiscales especializados en la lucha contra la tala ilegal, las drogas y la minería ilegal.

Hemos respaldado aquellas llamadas investigaciones emblemáticas que causan interés público. Estamos en línea de recuperación de dinero que se encuentra en el extranjero producto de la corrupción y otros delitos. De hecho, en el marco de la Cooperación Judicial Internacional cuyo eje rector en el Perú está en la fiscalía hemos solicitado directamente a nuestro homólogo del Grand Ducado de Luxemburgo la remisión de 10 millones de dólares, más interés, del condenado Vladimiro Montesinos. Además, estamos creando en el Ministerio Público en esa misma área de Cooperación Internacional una oficina de Recuperación de activos provenientes del delito. Además estamos fortaleciendo el programa de acercamiento a la colectividad en la línea de prevención del delito, hemos cumplido con implementar el NCPP en Apurímac, Huancavelica, Ayacucho y Junín con el presupuesto asignado.

Debo reconocer y agradecer al Estado por el apoyo que nos ha brindado para efecto de la lucha contra la trata de personas, ello nos ha permitido crear e implementar fiscalías de trata de personas en Lima, Callao, Tumbes, Loreto, Cusco, Puno, Madre de Dios y Tacna, las vamos a implementar inmediatamente. Asimismo en coordinación con el Poder Judicial y el Ministerio del Interior vamos a poner en funcionamiento un plan piloto que va atender los casos de fragancia delictiva, el tal piloto se va ejecutar en Tumbes y ciertamente nos va servir de ejemplo para poder implementar en todo el País, cuando se trabaja conjuntamente con el Poder Judicial y con el Ministerio del Interior se lucha contra la criminalidad y en eso estamos empeñados todos. El trabajo en conjunto ayuda, sumar ayuda. No dividir no restar. Nos enfrentamos al crimen organizado y también al crimen común por eso es que el trabajo conjunto nos conviene, nos conviene a todos como Estado.

¿Cuáles son los principales objetivos de nuestra gestión?
Tenemos principalmente cuatro objetivos, PRIMERO continuar con la lucha frontal y sin temores contra la corrupción y criminalidad organizada así como con la delincuencia común contribuyendo a generar seguridad ciudadana. Hay que frenar la corrupción, hay que combatirla, hay que prevenir pero también hay que castigar, está más que demostrado que la corrupción socaba faces económicas estructurales del Estado y que tienes sus raíces en instituciones públicas como privadas, cada día nos sorprendemos al conocer casos de esta naturaleza que afectan a nuestro país y la dignidad de las instituciones. La honestidad y el respeto a las normas se quiebran con las conductas de corrupción, en ello vamos hacer inflexibles, no a la corrupción interna y externa, todo se investigará y se sancionará drásticamente sea quien sea y caiga quien caiga.

Estamos ante un doble compromiso entonces como institución Ministerio Público - Fiscalía de la Nación impartiendo la instrucciones necesarias y el respaldo a los fiscales especializados y, además como Presidente de la Comisión de Alto Nivel - Anticorrupción.

Naturalmente que esto requiere el apoyo del Estado y apoyo de la sociedad civil, en esta misma línea de pensamiento y compromiso continuaremos participando y dirigiendo las investigaciones contra la criminalidad organizada, de lavado de activos, aquí no hay tregua, se seguirá investigando con el gran apoyo que brinda la Policía Nacional del Perú institución a la cual le expresamos nuestro reconocimiento por la labor conjunta y coordinada que estamos realizando sobre todo en los casos denominados emblemáticos que han generado interés público nacional e internacional.

Hemos dado instrucciones especificas para que tales casos se agilicen con observancia de las garantías y derechos procesales y que se acuse a los que fueran probadamente responsables. En el mismo sentido se están haciendo las coordinaciones necesarias con autoridades fiscales de otro país como en Brasil en este caso y se están adoptando las medida pertinentes para investigar cualquier acto de corrupción por el crimen organizado que afecten los bienes jurídicamente protegidos en nuestro país, estamos en fase de investigación de búsqueda de datos de documentos, etc. Si se evidenciara el delito se procederá a la identificación e investigación de los involucrados todo en el marco de una proceso justo, todo en el marco del respeto a los derechos y la garantía de las personas y del procedimiento que nosotros tenemos.

En este punto agradecemos y es muy bien recibido el aporte de las denuncias que hace el periodismo de investigación aquí presente, nuestro reconocimiento a la prensa y periodistas de investigación por sus informes, comentarios y también por sus críticas. Ningún delito, en especial aquellos que agravien al Estado deben quedar impunes.

SEGUNDO, En nuestra gestión vamos a modernizar nuestra área administrativa para generar un mejor servicio al sistema fiscal y a los usuarios. La razón de ser del sistema administrativo es la función fiscal, por ello se requiere una línea de comunicación directa y rápida entre ambas. Nuestra visión futura de sistema administrativa comprende oficinas modernas amplias equipadas con tecnología de punta, con comodidades suficiente para los fiscales y sus adjuntos asistentes y administrativos, para que puedan trabajar concentrados y satisfechos. También nuestra visión comprende contar con una flota de transporte suficiente y en buenas condiciones para cubrir lo largo y ancho del territorio nacional que no quede ningún rincón del país al que un fiscal pueda llegar a tiempo.

Naturalmente también queremos cumplir con la legítima aspiración de todo el personal administrativo fomentando el compañerismo y la mística institucional.

Para ello, para cumplir con este objetivo, se requiere de una infraestructura propia de primer nivel implementando interna y externamente al 100 por ciento todos sus servicios, que todo ciudadano se sienta informado de lo que hace la fiscalía, de su trabajo transparente y de su atención oportuna.

Claro está que lo descrito requiere de un adecuado presupuesto y el tema del presupuesto es un tema transversal en todas las instituciones, pero hay que decirlo. Pero, a la vez, considero es más importante aún que nuestra capacidad de gestión y de innovación vaya de la mano con un plan de ordenamiento racionalización y modernización de la institución.

En este último punto quiero detenerme para anunciar que a partir de la fecha, del día de hoy, declaro la Modernización de todo el sistema administrativo del Ministerio Público y del Instituto de Medicina Legal, la resolución la firmé esta mañana, con esta medida evaluaremos la estructura orgánica actual de la institución, caracterizada por una atomización que la vuelve a veces inmanejable para proyectar una más integrada, eficiente y productiva, lo que queremos es mejorar el trabajo administrativo hacerlo más eficiente más útil, distribuyendo mejor los espacios y a las personas, mejorando sus capacidades.

Vamos actualizar y sincerar todos los instrumentos de gestión con los que contamos, para que nuestra realidad sea el reflejo de una planificación y dirección con visión estratégica, dejando de lado los planteamientos exclusivamente inerciales a lo que estamos acostumbrados desde hace algunos años.

Formamos la base para que nuestra organización se adecue a los tiempos de cambio que se avecinan inexorablemente. Inmediatamente después empezaremos a desarrollar los sistemas informáticos indispensables para movilizar la labor fiscal. Queremos dejar de lado el trabajo manual o semiautomático y los procedimientos obsoletos que tenemos actualmente para pasar a una etapa 100 por ciento digital en el trabajo fiscal. Nuestra visión de un Ministerio Público moderno implica en el terreno informático varios proyectos clave, entre los que me permito citar tres importantes: Primero, lograr una interconexion de red de voz y datos entre Lima y todas las sedes del territorio Nacional, a través de enlaces de fibra óptica. Segundo, la implementación de un nuevo centro de datos que permitirá el mantenimiento y preservación del funcionamiento de todos los sistemas de la institución. Y el Tercero, quizás el más importante, es el desarrollo de un nuevo sistema integrado fiscal y médico legal que reemplazará a los primeros sistemas informativos desarrollados en la institución hacía varios años, para el registro del trabajo fiscal y que ya cumplieron su ciclo de vida útil, este nuevo sistema integrado articulara por primera vez el trabajo y fiscal y Medico Legal lo que permitirá sistematizar la carpeta fiscal en condición integrada de proceso y transparentará toda la etapa indagatoria. Además una adecuada sistematización de nuestros procesos en el ámbito fiscal permitirá contar con datos depurados y confiables los que podrán ser utilizados para la construcción de indicadores reales sobre productividad fiscal y abrirán una enorme cantidad de variables para los estudios de investigación en materia penal.

La Escuela del Ministerio Público y nuestro Observatorio de la Criminalidad verán fortalecidos sus campos de acción y sus productos elevarán aún más su calidad.

También vamos a tener internamente los aspectos de gestión con equidad y proporcionalidad, sobre todo en el plano administrativo. Se pondrá énfasis en la armonía y motivación del personal administrativo y se premiará y promoverá aquellos que demuestren con esfuerzo y mística institucional lo que es justo.

En esta línea de acción, anuncio también el próximo lanzamiento de aplicaciones móviles georeferenciadas y servicios de web que pondremos al servicio de todos de manera gratuita con información relevante para los afectados directa e indirectamente de un proceso penal y, para los ciudadanos de a pie que muchas veces carecen de información confiable para protegerse de la inseguridad ciudadana.

Ninguna institución puede gozar de la confianza de la ciudadanía sino cuenta con credibilidad y esta se consigue dando señales inequívocas de transparencia, no puede existir confianza en aquello que se oculta y la transparencia no solo debe ser ligada a las actividades fiscales propiamente dichas, sino también aquellas que lo soportan como las adquisiciones y contratos que celebremos en la parte administrativa.

Nuestro compromiso entonces es hacer una gestión transparente y rendir cuenta de mis actos como Fiscal de la Nación.

TERCERO, fortalecer la labor fiscal en sus distintas especialidades, civil, familia, contencioso, prevención sobre todo en el ámbito de implementación del Código Procesal Penal y la capacitación necesaria para fiscales y personal auxiliar.

El mayor peso de trabajo fiscal se centra en el área penal pero también tenemos áreas civiles, contencioso administrativas, prevención, lo que sucede es que el mayor peso de la fuerza del trabajo fiscal se da en el ámbito penal por eso es que también hay que luchar contra el crimen para que ese peso baje y nos dediquemos también a las otras áreas de la labor fiscal.

De tal manera que procuraremos el fortalecimiento de todas las fiscalías en cuanto al personal fiscal y la mejor distribución de la carga procesal sobre todo en Lima, donde hay una marcada diferencia de despachos fiscales por ejemplo, la sede fiscal de Lima centro o la sede fiscal de Lima Este o Lima Norte o Lima Sur o Ventanilla, con poblaciones enormes donde se necesita mayor presencia fiscal.

El seguimiento y monitoreo de la implementación del Código Procesal Penal que ya se ha iniciado con la finalidad de generar una línea de interpretación uniforme, de la misma manera se unirá en el mes de agosto, un grupo de fiscales de la sede Norte, Centro y Sur del país para analizar los aspectos normativos del Código Procesal Penal y generar directivas necesarias para igualmente unificar criterios de trabajo, solo falta la aplicación del Código Procesal Penal en Lima, previsto para el próximo año.

En lo que compete al Ministerio Público se ha planificado la distritalización del trabajo fiscal, lo que significa para la planificación del Código en Lima que en cada distrito, existan sedes fiscales, trabajen fiscales con su personal de apoyo y la logística necesaria, porque no se puede trabajar el Código en Lima desde esta sede central, se necesita que los fiscales se acerquen a la colectividad, trabajen conjuntamente con la Policía e investiguen y castiguen a quien deben hacerlo.

Sabemos que el presupuesto requerido para Lima es elevado, somos conscientes de ello, pero también podemos tener soluciones alternativas, si bien el Código Procesal Penal no se puede poner en vigencia en su totalidad en Lima por la cantidad de habitantes y todo lo que se necesita, se puede hacer en partes, podemos empezar por Ventanilla, por ejemplo. O, podemos empezar por Lima Este, solo San Juan de Lurigancho tiene más de un millón de habitantes, pero empecemos. Lima, necesita también de la aplicación de un Código moderno de un Código más garantista y con la participación de fiscales, jueces y policías todos ellos especializados. Estoy seguro que la ciudadanía lo va agradecer.

Paralelamente estamos realizando coordinaciones con algunas autoridades ediles para implementar un plan piloto, para contar mientras tanto con sedes en algunos distritos de Lima, de hecho empezaremos con la Municipalidad de Miraflores, en la próximas semanas, estamos haciendo las coordinaciones necesarias, si bien es cierto no es con la aplicación del nuevo código es un plan piloto y los ayudamos para luchar rotundamente contra la delincuencia común.

La celeridad de sus procesos y sus resultados son muy importantes para lograr los objetivos propuestos. He cursado un oficio circular, a todos los fiscales del país y a los fiscales especializados en Lima, para que me informen en el termino de siete días a mi despacho y a la Presidencia de la Junta de Fiscales a los que pertenecen, de los expedientes, carpetas fiscales y quejas de derecho pendientes de resolver hasta el 30 de julio de este año a fin de tomar las medidas pertinentes necesarias, no puede haber retardo en la administración de justicia y menos en la Fiscalía.

En relación a la labor fiscal, y ya estoy terminando, teniendo en cuenta la necesidad de contar con mayor personal calificado, hemos iniciado la convocatoria para el Voluntariado Fiscal, lo que significara seleccionar a los mejores alumnos de las facultades de derecho de las universidades, para que puedan ofrecer actividades propias de investigación y apoyo en los despachos fiscales, ya se ha elaborado el reglamento y la convocatoria inicial. Para este segundo semestre será en la sede de Lima Norte y Lima Sur, el próximo año y con los ajustes necesarios se ampliara a todas las sedes del país.

Todos, casi todos los fiscales que estamos acá hemos empezado nuestra carrera haciendo prácticas cargando expedientes, cociendo, quedándonos a trabajar viernes en la noche sábados y domingos, hay que dar oportunidad a los mejores estudiantes de derecho para que hagan lo mismo y a veces nosotros lo hacíamos gratis, no nos pagaban por qué no dar esa oportunidad de formar mejores fiscales en nuestro país, los formamos desde pequeños desde chicos como hemos sido formado nosotros. El observatorio de la Criminalidad y la Escuela del Ministerio Público se encargarán de la pautas iniciales para este voluntariado fiscal.

La capacitación fiscal será especializada y formalizada dando preferencia a aquellos fiscales que no han participado antes o por su lejanía, su preocupación ha sido mínima, se considerara igualmente al personal de apoyo fiscal, hay lugares en el país donde el fiscal esta de turno todo el año y su asistente también, nunca van a cursos, porque entonces quién atiende el despacho. Hemos instruido ya hace algunos meses para que esos fiscales y sus asistentes participen en los cursos, porque no era equitativo.

Los cursos de capacitación, los seminarios en el extranjero se decidirán por mi despacho en atención a la especialidad y méritos de los fiscales de Lima y de la sedes de provincias, de hecho ya sabemos de algunos de ellos. Ya hay fiscales seleccionados para hacer un viaje de capacitación al extranjero son de Trujillo y otra sede del país, también de Lima.

CUARTO y último, ampliar y fortalecer el área de prevención del delito, hay que prevenir el delito para no castigar después, hay que fortalecer el área de la prevención, dirección estratégica, investigación estratégica, prevenir, castigar menos.

Vamos a reglamentar las actividades de las fiscalías de prevención del delito, para que realicen acciones estratégicas de acercamiento a la colectividad con fines educativos y de formación en valores, haciendo conocer sus derechos y propiciando la mutua colaboración y protección incluso recuperándolos de sus conductas antisociales.

La experiencia adquirida en los programas de Fiscales Escolares, Fiscales ambientales y escolares también, Jóvenes Lideres y Padres Construyendo Hijos de Éxito, dirigido por fiscales muy comprometidos con esta noble tarea y a quienes les expreso nuestro reconocimiento por su trabajo, nos permite generar líneas comunes de acción, para sumar esfuerzos, unificando los programas con sus coordinadores bajo una supervisión de la Fiscalía Suprema con un solo soporte y recursos necesarios para su buen funcionamiento.

En verdad, trabajamos con pocos recursos pero con mucha voluntad, yo acabo de estar en Piura en el colegio José Olaya y he visto de cerca directamente como los padres y sus hijos participan en estas actividades y se han recuperado muchos muchachos, quizás alguno de ellos sea fiscal o sea juez ese, es el objetivo.

En líneas generales podemos concluir, que el país necesita un reforzamiento en la seguridad ciudadana. Y también trabajo de prevención y un programa de prevención del delito que permita el incremento de las fiscalías de prevención a nivel nacional, su expansión en todo el territorio nacional, hay fiscalías de prevención que ven además temas ambientales, temas civiles, la prevención es importante es una política de Estado y también de nuestra institución.

Es por ello necesario, un programa de prevención del delito que permita el incremento de las fiscalías de prevención a nivel nacional. La expansión del Programa de Protección y de Asistencia a Víctimas y Testigos y una adecuada articulación de los proyectos que trabajan con niños y jóvenes que provienen de hogares disfuncionales o viven en zonas de alto riesgo delictivo, o con aquellos jóvenes que ya delinquieron y que están en una fase de remisión, o el trabajo de hacer sensibilización de los padres de estos jóvenes, sería un aporte fundamental para lograr que la base delincuencial de nuestra sociedad no se siga ampliando.

Creemos sinceramente, que el Estado debe invertir en justicia, en las áreas de prevención. Para lograr todos estos objetivos estamos solicitando para el área de prevención, en el presupuesto institucional del próximo año, una partida adicional de 300 millones de nuevos soles que estamos seguros serán atendidos.

Voy a concluir como empecé agradeciendo, agradeciendo a todos ustedes, agradeciendo a mi familia por todo el apoyo que me presta, agradeciendo la presencia de los fiscales, queridos fiscales, personal administrativo, personal del Instituto de Medicina Legal, estimados amigos que me acompañan en esta ceremonia tan importante para mí, su presencia en esta significativa ceremonia me fortalece, me da fuerzas para trabajar decentemente por mi institución y por el país, un abrazo a todos, y Felices Fiestas Patrias.

 


MINISTERIO PÚBLICO – FISCALÍA DE LA NACIÓN
Imagen Institucional