Detectan medicinas vencidas y otras deficiencias en Pachacamac

Nota Informativa
Internos serán evaluados para corroborar denuncia de maltratos.

19 de mayo de 2015 - 12:00 a. m.

(Lima Sur, 19 de mayo de 2015) Un megaoperativo conducido por la Fiscalía de Prevención del Delito de Lima Sur permitió ayer intervenir el centro de rehabilitación antidrogas denominado “Integrando Vidas” en el distrito de Pachacamac donde, además de verificar que no contaba con licencia de funcionamiento ni otros registros de ley, se hallaron más de 50 medicinas vencidas, 31 colchones en mal estado, cucarachas y un pésimo estado de salubridad en la cocina.

La diligencia de más de 12 horas, conducida por el fiscal provincial Ricardo López García, con el apoyo de diez fiscales adjuntos provinciales y representantes de la Policía Fiscal, Instituto de Medicina Legal, municipalidad distrital, DISA y Defensa Pública del Ministerio de Justicia, se inició a la una de la tarde, bajo la supervisión del presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Lima Sur, Omar Tello Rosales.

Al interior de dicho establecimiento de casi 1,500 m² se encontró un promedio de 61 internos varones, entre ellos un menor de edad de 17 años. La mayoría de ellos declaró haber sido llevado contra su voluntad, por lo que la Fiscalía dio las facilidades para que se retiren de dicho centro, en compañía de un familiar previa comunicación telefónica. En el caso del menor de edad se dispuso que sea puesto a disposición de la Fiscalía de Familia, a fin de regresar con su familia o gestionar su resguardo en un albergue de Inabif.

En cuanto a la denuncia de maltratos físicos y psicológicos ésta fue confirmada por versión de varios de los internos. Frente a ello, la Fiscalía dispuso que se les practique exámenes del médico legista y prueba toxicológica, así como descarte de tuberculosis a dos de ellos, cuyos resultados permitirán determinar si existen suficientes elementos para que el caso sea investigado por una Fiscalía Provincial Penal contra los que resulten responsables.

Durante la intervención se verificó también que el centro terapéutico, clausurado desde el cinco de mayo por la autoridad municipal, no se encuentra registrado ante el Ministerio de Salud ni reúne las condiciones de seguridad exigidas por Defensa Civil. Ante ello, la Fiscalía exhortó a la directora del establecimiento a corregir dichas deficiencias, advirtiendo que de confirmarse el mal estado de las medicinas incautadas por parte de la DIGEMID, los responsables también podrían ser denunciados por el delito contra la salud pública.

MINISTERIO PÚBLICO – FISCALÍA DE LA NACIÓN
Imagen Institucional