Testaferros confirmaron actividades ilícitas de Rodolfo Orellana

Nota Informativa
En el juicio al 'Clan Orellana', dieron detalles de las operaciones fraudulentas. de la organización criminal.

31 de marzo de 2019 - 12:00 a. m.

(AFN, Lima, 31 de marzo de 2019).- Testaferros de Rodolfo Orellana Rengifo confirmaron que era el cabecilla del clan familiar que ejecutaba la apropiación ilícita de los inmuebles conocidos como La Floral, Plaza Arenas y otros, mediante sus contactos y complicidad con funcionarios y trabajadores de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos.

Así lo manifestaron Oscar Omar Pantoja Barrero y Wilmer Arrieta Vega en la audiencia pública realizada en el Cuarto Juzgado Nacional Unipersonal ante los fiscales Elvis Suárez Ferrer y Eiser Jiménez Coronel, del Quinto Despacho de la Fiscalía Supraprovincial Corporativa de Corrupción de Funcionarios, a cargo del caso contra los hermanos Ludith y Rodolfo Orellana Rengifo y a otras 21 personas involucradas.

El primero en declarar, en la cuarta audiencia pública fue Pantoja Barrero, quien reafirmó que Rodolfo Orellana dirigía el saneamiento ilegal para apoderarse de inmuebles para su clan familiar a cambio de entre mil y dos mil dólares, aparte de su sueldo como abogado al servicio de los Orellana Rengifo.

La organización criminal 'Clan Orellana' lo capto como gerente general de la empresa de fachada 'Delta Liquidadores y Consultores', mediante la cual adquirían inmuebles tras ser arrebatados por los contratos ficticios del 'Área de saneamiento', que manejaba Ludith Orellana Rengifo dentro de su clan familiar.

Asimismo, dijo que actuaba mediante otras empresas fachada como 'Multiempresas S. A. y' Maderera Santa Fe E. I. R. L.'. Esta última fue usada para liquidar ilegalmente siete inmuebles de La Floral -en La Victoria-, y otros en el Fundo Huachipa. La segunda empresa fue utilizada para cobrar deudas inexistentes a sus propietarios, en complicidad con funcionarios y algunos empleados de la Superintendencia Nacional de Registro Públicos.

A su turno, Arrieta Vega sostuvo que Rodolfo Orellana lo convenció para firmar contratos y otros documentos, pese a que estaba prófugo de la justicia, a favor de Vicente Díaz Arce, conocido como el 'Rey de Gamarra'. Entre sus acciones ilícitas estaba la obtención de la plaza de toros conocida como 'Plaza Arenas de La Victoria', a través de un contrato de arrendamiento con Blanca Paredes, propietaria de la plaza.

MINISTERIO PÚBLICO – FISCALÍA DE LA NACIÓN

Oficina de Imagen Institucional