Consumo de yodo y hierro es fundamental en alimentación de gestantes

Nota de Prensa

17 de febrero de 2008 - 12:00 a. m.

Si la alimentación que recibe el feto es deficiente no podrá desarrollarse adecuadamente ni alcanzará el peso y altura normal. De joven y de adulto tendrá poca capacidad para leer y escribir, además de tener una capacidad de aprendizaje mermada.

Así lo alertó, la Licenciada en Nutrición, Elba Arellano Cueva, jefa del Servicio de Nutrición del Instituto Nacional Materno Perinatal, (ex Maternidad de Lima), quien señaló que para contrarrestar la mala nutrición durante el embarazo no es necesario invertir demasiado dinero en la dieta.

Explicó que lo más importante para el crecimiento fetal y el desarrollo de la inteligencia es consumir Yodo y Hierro.

Según la especialista, estos dos minerales deben consumirse en altas cantidades durante la gestación y se pueden obtener de diversos productos. Así, utilizar sal yodada y consumir menestras son dos soluciones simples y que pueden marcar la diferencia en la salud del bebé.

Como parte de las políticas gubernamentales de lucha contra la desnutrición infantil, que se ven reflejadas en programas sociales como Crecer, la ex Maternidad de Lima viene implementando su servicio de nutrición en el que se dan dietas acorde a las necesidades de las pacientes.

Además, se da tratamiento contra algunas enfermedades relacionadas a la mala nutrición y la obesidad.

Productos con alto porcentaje de hierro y económicos:

- La sangrecita

- El Hígado

- La Molleja

- El Bazo

- El Bofe

- Pescados como el Jurel, Bonito Caballa o Anchoveta

- Las Menestras

- Pecanas, Castañas. Almendras o Nueces

- Verduras como la Acelga, la Espinaca o el Brócoli