Día Mundial contra el Trabajo Infantil

Campaña culminada

12 de junio Día Mundial contra el Trabajo Infantil

¿Qué es el Día mundial contra trabajo infantil?

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó el Día mundial contra el trabajo infantil en el año 2002 con la finalidad de llamar la atención sobre la magnitud global del problema y sobre las medidas para erradicarlo. Desde esa fecha, el 12 de junio de cada año, se unen en la campaña contra el trabajo infantil, los gobiernos, organizaciones de empleadores y de trabajadores, representantes de la sociedad civil, escuelas y medios de comunicación. Millones de personas de todas partes del mundo convergen durante esa jornada para recordarnos el sufrimiento de los niños y niñas que trabajan y lo que juntos podemos hacer para combatir el trabajo infantil y ofrecerles un futuro mejor. Este año, la OIT ha elegido como tema central del Día mundial el trabajo infantil peligroso.

¿Qué se considera trabajo infantil?

Se considera trabajo infantil a toda actividad laboral que involucra a niñas o niños menores de 14 años, y que viola sus derechos, perjudicando su salud, integridad física o moral e impidiéndole asistir a la escuela.

¿Cuántos niños y niñas trabajan en el Perú?

Se estima que más de 2 millones de niñas y niños trabajan en el Perú, esto es un tercio de la población de niños peruanos entre 5 y 17 años. Es decir, 1 de cada 3 niños peruanos tienen que trabajar.

Entre las principales actividades que realizan los niños en el Perú se encuentra el trabajo doméstico, en minas y canteras, en la agricultura, en basurales, en la pesca y extracción de moluscos, en ladrilleras, así como la venta ambulatoria, cobrador en transporte público, entre otros.

Cuáles con las consecuencias del trabajo infantil?

El ingreso prematuro al trabajo es una de las más graves causas y consecuencias de la pobreza pues genera pérdida de oportunidades para nuestras niñas y niños, representa una violación a sus derechos, afecta su salud, seguridad, desarrollo físico, educativo y psicosocial, debilita la demanda y oferta de trabajo decente y daña el desarrollo social y económico del país.

Erradicación del trabajo infantil: ¿problema o derecho?

Existe una corriente a favor del trabajo infantil que señala que el trabajo infantil es un derecho de los niños, siempre y cuando sea normado. Señalan además que la eliminación del trabajo infantil no es factible de un día para otro porque es un mecanismo de subsistencia de la familia en situación de pobreza.

Sin embargo, las instituciones y personas a favor de la erradicación del trabajo infantil:

  • Consideramos que el trabajo infantil perpetúa la pobreza al impedir que el niño tenga mejores oportunidades que sus padres en el futuro.

  • Apoyamos una erradicación progresiva del trabajo infantil, entendemos que la solución al problema se dará en el largo plazo.

  • Incidimos en las políticas complementarias que deben darse para lograr la erradicación del trabajo infantil, como lo son: educación para todos los niños, estrategias de lucha contra la pobreza, generación de mayores ingresos para las familias.

  • Consideramos que los niños deben vivir plenamente su infancia (estudiar y jugar) para alcanzar un desarrollo integral.

  • Creemos que el trabajo vulnera los Derechos de los Niños: afecta su salud, seguridad, desarrollo físico, educativo y psicosocial. Aún en sus condiciones menos extremas, como por ejemplo lustra botas, el niño está expuesto a los peligros de la calle y ve afectada su educación.

¿Qué es el trabajo infantil?

Se trata del trabajo que por su naturaleza es probable que dañe la salud, la seguridad o la moralidad de los niños. Si bien toda forma de trabajo infantil puede entrañar peligros para el niño, ciertas industrias o formas de trabajo conllevan riesgos particulares.

En la agricultura, los niños están expuestos a pesticidas o fertilizantes tóxicos, cuchillas y herramientas peligrosas, cargas pesadas, o pueden sufrir ataques o mordeduras de animales o insectos (por ejemplo, de mosquitos que trasmiten el paludismo y otras enfermedades).

En la minería, los niños están expuestos al uso de sustancias químicas peligrosas, a riesgos de derrumbes de minas y, en algunos casos, a trabajar con explosivos.

En la construcción, los niños están expuestos a trabajar en grandes alturas, a levantar cargas pesadas, y a riesgos de lesiones causadas por el uso o contacto con maquinaria peligrosa.

En la manufactura, los niños están expuestos al uso de solventes tóxicos, a realizar tareas repetitivas en posiciones dolorosas y a riesgos de lesiones con herramientas cortantes.

En el trabajo doméstico, los niños podrían ser víctimas de distintas formas de abuso, estar expuestos a largas horas de trabajo y a vivir en condiciones de aislamiento lejos de sus familias y pares.

En la recolección de basura o de residuos, los niños están expuestos a riesgos de infección por exposición a sustancias químicas y residuos tóxicos.

¿Por qué el trabajo infantil peligroso es el tema central este año?

El trabajo peligroso es una de las peores formas de trabajo infantil cuya eliminación es uno de los objetivos de la comunidad internacional para el 2016. La necesidad de emprender una acción urgente con el fin de alcanzar esta meta fue el tema de la Conferencia mundial sobre trabajo infantil de La Haya de 2010 en la cual se adoptó una Hoja de ruta para la eliminación de las peores formas de trabajo infantil, que fue ratificada en el Plan de Acción Mundial de la OIT.

En el Perú este tema es muy relevante pues de acuerdo al INEI el 70% de los niños que trabajan realizan trabajos peligrosos.

¿Cuáles son los impactos del trabajo peligroso en los niños?

Los niños y adolescentes son particularmente vulnerables a los efectos del trabajo peligroso debido a que están en pleno desarrollo físico y mental. El trabajo peligroso puede tener consecuencias inmediatas, como lesiones por heridas provocadas por cuchillas, discapacidad por extremidades trituradas por máquinas e incluso la muerte por envenenamiento por pesticidas, pero también puede tener consecuencias a largo plazo. Puede que algunos de los impactos físicos o psicológicos del trabajo peligroso no sean evidentes de inmediato, y que sólo empiecen a aparecer en una etapa ulterior de sus vidas.