Palabras que salvan vidas. Hablemos de suicidio

En el Perú, mueren más de 1000 personas al año por suicidio, una irreparable merma que constituye una de las causas más dramáticas de perdida de años de vida por discapacidad o muerte prematura (AVAD).

Además, se estima que por cada acto consumado, otras 25 personas lo han intentado, es decir, tendríamos 25 000 personas en riesgo y, por ende, el mismo número de familias comprometidas con esta problemática. Actualmente, el suicidio ha pasado a ser la segunda causa de muerte en la población de 15 a 19 años.

Por ello, el Ministerio de Salud realiza acciones de prevención del intento suicida, el suicidio y otros problemas de salud mental como depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia o abuso de drogas que pueden están relacionados con el suicidio. Así como promover prácticas saludables para el cuidado de la salud mental de la población.

ATENTO A LAS SEÑALES

El 90% de los suicidas hace saber su intención de manera continua de diferentes formas. Por eso es importante que familiares o amigos, busquen ayuda de un especialista si ven comportamientos o escuchan frases que manifiesten la ideación suicida.

Signos de alerta

  • Cambios de carácter
  • Enojo a agresividad
  • Alta impulsividad
  • Irritabilidad
  • Tristeza prolongada
  • Llanto frecuente
  • Descuido en su apariencia personal
  • Aislamiento
  • Pérdida de la esperanza

Expresiones recurrentes

  • “No valgo para nada”
  • “Pronto estarán mejor”
  • “Ya verán de lo que puedo ser” capaz”
  • “No se preocupen, todo se va solucionar”
  • “Esto no va mejorar nunca”
  • “Dejaré de ser un problema”

FACTORES DE RIESGO

Personas que necesitan especial cuidado:

  • Los niños y adolescentes, en especial, aquellos separados de sus familiares.
  • Las personas con problemas de salud o discapacidades físicas y mentales.
  • Las mujeres embarazadas en etapa adolescente o con sufrimientos mentales.

¿CÓMO PREVENIRLO?

Si consideras que alguien no valora su vida:

  • Escúchalo atentamente, no lo presiones para que hable, acompáñalo.
  • Siéntate a su lado, ofrécele tu apoyo y dale confianza para que se sienta en calma.
  • Si la persona no quiere hablar, propicia su comodidad. Ofrécele un vaso con agua y una manta, los pequeños detalles son un gran apoyo.
  • Contacta con sus seres queridos o los servicios de salud.

Si eres padre de familia:

  • Observa y escucha a tus hijos.
  • Conversa con ellos, la confianza los hará sentir seguros.
  • Nunca los compares.
  • Demuéstrales tu amor: valóralos, protégelos y respeta su espacio.

¿DÓNDE BUSCAR AYUDA?

Si necesitas ayuda a conoces a alguien que la necesite, llama a la línea de atención gratuita ✆ 113 Salud o acude al Centro de Salud más cercano a tu domicilio.

También contamos atención especializada en los Centros de Salud Mental Comunitario a nivel nacional.