Fiebre alta y persistente en niños y adultos mayores puede ser manifestación de golpe de calor

Nota de Prensa

8 de enero de 2016 - 12:00 a. m.

Fiebre alta y persistente en niños y adultos mayores puede ser manifestación de golpe de calor

 

Si su hijo presenta fiebres altas (39 ºC a más), piel seca y llanto persistente podría ser víctima del golpe de calor; estado que afecta a niños menores de 18 meses y también a adultos mayores, cuando la temperatura y la humedad ambiental se incrementan bruscamente.

 

golpe de calor en niños

Foto fuente Getty Images

 

El médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud, César Cabezas, precisó que en estos casos –de golpe de calor- la fiebre puede persistir por varios días, incluso semanas. “Otros síntomas del golpe de calor son diarreas, náuseas, vómitos, irritabilidad, problemas para respirar y dolor de cabeza, en casos severos se puede presentar convulsiones”.

 

Ante la presencia de estos síntomas, se debe llevar al niño o adulto mayor de inmediato a un establecimiento de salud para monitorear su estado de salud. El especialista del INS dijo que no existe un tratamiento específico para el golpe de calor; sin embargo en casa, se puede bañar con agua tibia o colocar paños de agua en frente, nuca, muñecas, axilas e ingle, y utilizar ropa suelta.

 

Para prevenir el golpe de calor, se debe mantener la vivienda bien ventilada, beber abundante agua fresca (no helada), vestir ropa ligera de algodón y evitar prendas ajustadas. De ser necesario instalar un ventilador.

 

golpe de calor en adultos mayores

 

 

El golpe de calor se debe al aumento brusco de la temperatura y las condiciones de las viviendas o espacios cerrados donde se encuentren los niños y adultos mayores, como ocurrió en el Fenómeno del Niño en 1997-1998.

 

En medios 

 

TVPerú 7.3