Niños y adultos mayores no deben participar en actos públicos donde se expongan a altas temperaturas

Nota de Prensa

23 de marzo de 2016 - 12:00 a. m.

Exposición directa al sol los ponen en riesgo de sufrir golpe de calor

 

Niños y adultos mayores no deben participar en actos públicos donde se expongan a altas temperaturas

 

Según el Senamhi en los próximos días la temperatura en el norte de país alcanzará los 30 °C. Debido a esta posibilidad es que los médicos del Instituto Nacional de Salud (INS) del Minsa recomiendan a los padres de familia no exponer a los niños y adultos mayores de forma directa al sol porque podría afectar su salud y sufrir de golpe de calor o shock térmico, como ha continuado ocurriendo en la costa norte del país.

 

golpedecalorensemanasanta

Foto referencial de internet 

 

“Recomendamos a los padres de familia no llevar a los niños, en especial a los menores de 2 años, ni a los adultos mayores a actos públicos que se celebran por las fiestas de Semana Santa, en particular en los horarios con mayor radiación solar, porque podrían ser víctimas del golpe de calor”, dijo el médico infectólogo del INS César Cabezas.

 

El especialista instó a los padres e hijos a no exponerse al sol de forma directa entre las diez de la mañana y cuatro de la tarde, en caso necesario permanecer en la sombra, esto en particular en las ciudades de la costa norte.

 

Para prevenir el golpe de calor se debe mantener la vivienda bien ventilada (ventanas y puertas abiertas), en caso de ser necesario instalar un ventilador. Mantener al niño y adulto mayor hidratado con agua fresca (no helada) cada 2 horas o a demanda, y si el niño está amamantando hacerlo con mayor frecuencia. 

 

La ropa de preferencia debe ser de algodón, ligera y de colores claros, evitar prendas ajustadas o sintéticas.

 

Síntomas

 

El infectólogo recordó los síntomas de golpe de calor que los padres deben tener presente: fiebre persistente mayor de 39°, diarreas, náuseas, vómitos, dificultad para respirar y dolor de cabeza, en casos severos se puede presentar convulsiones.

 

“En nuestro país existe la costumbre de abrigar a los pacientes cuando presentan fiebre, eso es contraproducente, es mejor mantenerlo fresco, taparlo con un sábana”, recomendó Cabezas.

 

En casa, se puede prevenir bañando con agua fresca o colocar paños de agua en la frente, nuca, muñecas, axilas e ingle.

 

Los especialistas del INS recomiendan que -en las zonas donde ha subido mucho la temperatura- se lleve al niño o adulto mayor de inmediato a un establecimiento de salud cuando presenta fiebre alta que no baja, diarreas, náuseas o vómitos. No se debe esperar a que se agraven los síntomas y presenten convulsiones para recurrir por atención médica. Mientras es llevado se puede usar baños de agua fresca para bajar la temperatura y mantenerla en valores menores a 38°.