Webinar "Reduciendo Juntos el Riesgo de Desastres

Campaña culminada

A la fecha, 101 países han elaborado estrategias nacionales para la reducción del riesgo de desastres; sin embargo, muchos países requieren aún de la asistencia de la cooperación internacional para implementarlas; aún más en una coyuntura en la que combinada a los efectos de los eventos meteorológicos extremos, la pandemia está generando efectos devastadores en los niveles crecimiento a nivel global. Solo antes de la pandemia asociada a la COVID-19, el Banco Mundial había calculado que el costo real de los desastres para la economía mundial ascendía a $520 millones de dólares estadounidenses cada año, con una cifra anual de 26 millones de personas obligadas a vivir en condiciones de pobreza.

La Asamblea General de las Naciones Unidas definió el 13 de octubre como el Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres (DIRRD), cuyo propósito es promover una cultura mundial para la resiliencia ante los desastres. Se trata de una oportunidad para reconocer los avances realizados en materia de reducción del riesgo de desastres y reducción de pérdidas en vidas, medios de subsistencia y de las capacidades de salud, en línea con el objetivo del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015 – 2030.

En 2016, el Secretario General de las Naciones Unidas lanzó la campaña “Sendai Siete” para promover cada una de las siete metas a lo largo de sus siete años de duración; encontrándose actualmente en su sexto año de aplicación. El aspecto central de cada año ha sido una de las siete metas del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, acordado por los Estados miembros de las Naciones Unidas durante la Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, celebrada en Sendai, Japón.

En resumen, esas siete metas se centran en lo siguiente: (a) reducir la mortalidad causada por los desastres; (b) reducir el número de personas afectadas a nivel mundial; (c) reducir las pérdidas económicas causadas directamente por los desastres; y (d) reducir los daños causados por los desastres en las infraestructuras vitales. Las metas para lograr reducir las pérdidas ocasionadas por los desastres son las siguientes: (e) aumentar el número de estrategias locales y nacionales para la reducción del riesgo de desastres; (f) mejorar la cooperación internacional para los países en desarrollo; y (g) Incrementar la disponibilidad de los sistemas de alerta temprana sobre amenazas múltiples. El aspecto central del Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres de este año será lo referente a la Meta (f):

“Mejorar considerablemente la cooperación internacional para los países en desarrollo mediante un apoyo adecuado y sostenible que complemente las medidas adoptadas a nivel nacional para la aplicación del presente Marco para 2030”

La aplicación exitosa del Marco de Sendai es un aspecto fundamental para materializar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, particularmente los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre Cambio Climático. Para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible es necesario trabajar en conjunto, conforme a estándares de la buena cooperación, complementando las medidas adoptadas a nivel nacional, para reducir considerablemente la cantidad de personas afectadas en el ámbito mundial, sin dejar a nadie atrás.

En el Perú, la Política Nacional del Riesgo de Desastres al 2050, guarda concordancia con compromisos y acuerdos internacionales como son el Marco de Sendai en todas sus prioridades, así como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Al respecto, la política establece 6 objetivos prioritarios, entre ellos el referido “Mejorar  la implementación articulada de la gestión del riesgo de desastres en el territorio” para fortalecer la institucionalización de la gestión del
riesgo de desastres en los tres niveles de gobierno, debiendo articular esfuerzos y funcionar bajo un enfoque sistémico territorial e inclusivo entre todos los miembros del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SINAGERD) de manera que contribuyen a la situación futura deseada al 2050.
 
A fin de lograr tan importantes propósitos en necesario mantener y fortalecer las alianzas con los diferentes organismos internacionales y organismos no gubernamentales que trabajan la gestión del riesgo de desastres en el Perú, especialmente en proyectos y medidas orientadas a reducir el riesgo de desastres.
 
En ese sentido y con motivo de la celebración del Día Internacional para la Reducción del Riesgo de  Desastres, el  Centro Nacional de  Estimación, Prevención y  Reducción del  Riesgo de Desastres (CENEPRED), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), junto a importantes entidades nacionales y organizaciones que trabajan la gestión del riesgo en el país, organizan este evento para impulsar la meta f) del marco de Sendai.

Objetivo: Destacar los avances en reducción del riesgo en el país con el apoyo de la cooperación
internacional.