MVCS formulará, ejecutará y supervisará trabajos de reconstrucción en Villa El Salvador

Nota de Prensa
Poder Ejecutivo publica decreto de urgencia que viabiliza intervención en la zona afectada por la deflagración de gas.

Fotos: Oficina General de Comunicaciones

Oficina General de Comunicaciones

20 de febrero de 2020 - 11:56 a. m.

A través del Decreto de Urgencia N° 024-2020, el Poder Ejecutivo encargó al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) la formulación, ejecución y supervisión de la reconstrucción de las dos viviendas que quedaron inhabitables tras la deflagración de GLP ocurrida el 23 de enero en Villa El Salvador.

La mencionada norma, que viabiliza la intervención del MVCS en dicho distrito, también exonera de los requisitos de propiedad, ahorro y licencias de edificación a las 19 familias cuyas casas fueron afectadas por la deflagración para que puedan recibir el Bono Familiar Habitacional (BFH) en la modalidad de Mejoramiento de Vivienda.

También exonera del requisito de propiedad a las familias que aplicarán al Bono de Protección de Viviendas Vulnerables a los Riesgos Sísmicos, cuyos inmuebles sufrieron un mayor daño estructural.

Este decreto de urgencia se emite en el marco de la declaratoria de emergencia en la zona comprendida entre las avenidas El Sol, Micaela Bastidas, Juan Velasco Alvarado y María Elena Moyano, en Villa El Salvador.

El titular del MVCS, Rodolfo Yáñez, estimó que los trabajos de rehabilitación se estarían iniciando mañana viernes, mientras la intervención de las dos viviendas demolidas se iniciará el lunes de la siguiente semana.

Acompañamiento permanente

El lunes 17 y miércoles 19 de febrero, el director ejecutivo del Programa Mejoramiento Integral de Barrios (PMIB) del MVCS, Ernesto Mosqueira, y su equipo técnico se reunieron con los hermanos Ana y Hernán Huamán Escate y María Riveros Cuaresma, quienes son propietarios de los inmuebles ubicados en la manzana F-Lote 17 y manzana N-Lote 05. A sus familias se les reconstruirán sus viviendas, las cuales quedaron afectadas por la deflagración y tuvieron que ser demolidas.

Durante estas sesiones se les presentaron los planos con el diseño de sus nuevas viviendas, los que fueron elaborados cumpliendo con el Reglamento Nacional de Edificaciones y normas de la materia.