Minsa inspeccionó sorpresivamente panaderías ubicadas en San Miguel

Nota de Prensa

11 de diciembre de 2007 - 12:00 a. m.

Con el fin de garantizar que los productos de panificación lleguen a los usuarios en condiciones saludables y de calidad, el Ministerio de Salud, a través de la Dirección de Salud (DISA) V - Lima Ciudad, realizó un operativo sorpresa en varias panaderías de la Av. Elmer Fauccett, en el distrito de San Miguel.

La inspección, desarrollada en coordinación con la Municipalidad de San Miguel y el Ministerio Público, se hizo en el marco de la estrategia “Panaderías Saludables” que realiza el Minsa de manera permanente.

El operativo estuvo dirigido por el director general de la Disa V Lima Ciudad, Víctor Guevara Florián y el director de Salud Ambiental de la misma, Luis Quiroz y se realizó con el fin de verificar el estado de los insumos y las condiciones en las que se elaboran y expenden al público los productos en las panaderías ubicadas entre las cuadras 2 y 5 de la avenida antes mencionada.

“Se ha notificando que hay que arreglar aspectos relacionados con orden, infraestructura e iluminación. Estamos tomando muestras de las masas que van a ser verificadas en los laboratorios y en diez días regresaremos para ver si nuestras recomendaciones se hicieron efectivas. Estas observaciones no ponen en riesgo la salud de las personas porque no están relacionas con la elaboración de la masa”, explicó Guevara.

Sin embargo, aclaró que de no ser así, el Minsa impondría una amonestación que equivale al cierre temporal hasta que cumpla con atender las observaciones, de lo contrario, la municipalidad respectiva puede proceder a cierre definitivo.

En esta ocasión, las panaderías inspeccionadas fueron D’Mille, Viera, La Nona, Ugartino y San Roque.

Denuncias

Guevara recomendó a la ciudadanía estar atenta y de darse el caso, denunciar cualquier irregularidad ante el órgano de Transparencia del Minsa “que vela por los derechos de los pacientes y usuarios”. Enfatizó además que la defensa de los derechos y la fiscalización es una tarea conjunta de ciudadanos y autoridades. “Como dijo el ministro de Salud, Carlos Vallejos, debemos estar unidos y juntos, porque la salud es la tarea de todos”, expresó.

Cabe señalar que los establecimientos panificadores deben cumplir con las normas higiénicas sanitarias establecidas por la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental (DEMID), verificando que el producto final llegue a los hogares de la población con la absoluta seguridad de que al consumirlo, el usuario no contraerá enfermedades o verá afectada su salud como consecuencia de la ingesta de alimentos contaminados.