Cuidado con mordeduras de perros en fiestas de navidad y fin de año

Nota de Prensa

23 de diciembre de 2007 - 12:00 a. m.

A pocos días de celebrarse las Fiestas de Navidad y de Fin de Año, el Ministerio de Salud (Minsa) alerta a la población en general tener cuidado con las mordeduras de perros tanto en las calles como en los propios domicilios, ya que el ánimo festivo de estos días altera la tranquilidad de las mascotas.

Así lo advirtió la Dra. Ana María Navarro Vela, coordinadora del Componente Especial de Zoonosis del Minsa, luego de señalar que los sonidos de los juegos artificiales así como la visita de familiares o personas extrañas al hogar alteran el estado de ánimo de los perros, los cuales pueden reaccionar inadecuadamente porque sienten que están invadiendo su espacio.

La especialista manifestó que los más afectados son los niños, debido a que ellos juegan con los canes y que los daños son trágicos cuando se trata del ataque de perros de razas agresivas como pit bull, rottweiler, dogo argentino, fila brasileiro, entre otros.

Por ello, recomendó a los dueños que tengan este tipo de canes mantener a sus animales en casa y cuando salen a la calle con su respectivo collar y bozal, y recomendó cuidar a los menores cuando juegan con estas mascotas, ya que cualquier fastidio podría molestar al animal. Asimismo, dijo que si hay una mascota en el hogar es mejor ponerla a buen recaudo para evitar accidentes de mordeduras.

Navarro Vela detalló que producto de la mordedura los niños pueden quedar desfigurados o con lesiones en el cuerpo, lo que no sólo causa daños fisiológicos sino psicológicos que son muy difíciles de superarlos.

También aconsejó que en caso de niños los padres deben recomendar a sus hijos a no molestar al perro, especialmente cuando duerme o come, con mayor razón si la perra tiene crías puesto que se mantienen más agresivas.

Lo más preocupante es que los accidentes por mordeduras no sólo ponen en riesgo la estética de los pequeños, sino que los expone al riesgo de enfermar con rabia, puesto que los perros a través de mordeduras, lamidos e incluso arañazos, pueden transmitirles el virus de esta enfermedad.

En caso de ocurrir un accidente por mordedura los afectados deben cumplir de inmediato con las siguientes recomendaciones; lavar la herida con agua y jabón, ubicar al animal mordedor, acudir al centro de salud para recibir atención médica, quien determinará si es necesario o no administrar tratamiento antirrábico.