Ministro reitera en Puno que responsabilidad para ejecución de obras es de gobierno regional

Nota de Prensa

6 de febrero de 2008 - 12:00 a. m.

En su segundo día de despacho en la Región Puno, el ministro de Salud, Hernán Garrido-Lecca, reiteró que la mayor responsabilidad por el mal estado de la mayoría de centros hospitalarios en esta zona del país, es del Gobierno Regional pues no ha sabido gastar el presupuesto asignado para la inversión en el sector Salud.

Así lo señaló luego de recorrer diversos establecimientos de Juliaca, Azángaro, Asillo y Ayaviri; precisamente en el primero de estos centros de atención se comprometió a solucionar el problema de la propiedad del terreno en el que funciona el ex hospital de Juliaca, ahora centro de salud Cono Sur. También apoyará con el envío de técnicos y especialistas para la elaboración del proyecto que permita la construcción de un nuevo nosocomio en este lugar.

Garrido-Lecca precisó que las reparaciones de muchos equipos e instalaciones médicas demandan una inversión menor al millón de soles, por lo tanto esto es competencia del Gobierno Regional que está facultado para ejecutar gastos de hasta diez millones de nuevos soles sin autorización de nadie, mucho menos del gobierno central.

Durante su inspección a la farmacia del hospital de Azángaro, el ministro encontró hasta seis medicamentos vencidos, situación que impactó y preocupó al titular de Salud quien ordenó la inmediata intervención del Dr. Víctor Dongo, director general de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) que lo acompaña en este viaje de despacho descentralizado.

Por tanto, Garrido Lecca reiteró que el escenario encontrado evidencia una inadecuada administración del referido nosocomio.

Posteriormente, se trasladó hasta el hospital General Carlos Cornejo Rosello Vizcardo, en la provincia de Azángaro, donde destacó que si bien cuenta con modernos equipos médicos, al igual que otros nosocomios de la región, presenta problemas como falta de limpieza en algunas áreas y el almacenamiento de equipo inservible.

Las contradicciones que causa una mala gestión se grafican en el hecho que en este hospital existe un equipo de anestesia que no funciona hace 20 años y hay uno moderno que lo tiene hace 7 meses y no lo pueden usar porque no funciona a más de tres mil metros de altura. El ministro anunció que ha realizado los trámites para que en los próximos días el proveedor de dicha equipo lo cambie por otro de tipo manual.

Seguidamente Garrido-Lecca se trasladó al centro de Salud de Asillo, en el distrito del mismo nombre en la provincia de Azángaro que figura entre los 100 más pobres del país, en donde instó a las autoridades locales a presentar ante el Gobierno Regional de Puno un proyecto para la construcción de un nuevo hospital, cuya iniciativa apoyará para su pronta edificación.

Del mismo modo se desplazó luego hacia Ayaviri para recorrer las instalaciones del hospital San Juan de Dios, donde el panorama fue similar a los anteriores; predominando una falta de cultura de mantenimiento y limpieza adecuada. Después supervisó las obras de construcción del nuevo hospital en esta capital de la provincia de Melgar.

Este recorrido lo realizó acompañado de las autoridades locales, los congresistas Margarita Sucari y Tomás Cenzano, funcionarios del Ministerio de Salud y de la Dirección Regional de Salud de Puno.