Minsa dará tratamiento a 47 niños con plomo en la sangre de Cerro de Pasco

Nota de Prensa

6 de abril de 2008 - 12:00 a. m.

“No importa de quien es la responsabilidad, lo que vamos hacer es resolver el problema y dar tratamiento a los niños afectados por la contaminación por plomo. Después veremos quien paga la factura. Los niños no pueden esperar”, dijo el ministro de Salud, Hernán Garrido Lecca, tras anunciar que 47 niños de Cerro de Pasco recibirán atención médica especializada del Ministerio de Salud (Minsa) en Lima, por presentar niveles altos de plomo en sangre.

En la sede del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN), Garrido Lecca, visitó a los primeros 10 niños del grupo de 47 que arribaron a nuestra capital para empezar tratamiento.

Dijo que estos menores presentan niveles altos de plomo en la sangre, por encima de 25 ug/dl, cuando el límite máximo permitido es 10 ug/dl, por ello el ministro Garrido Lecca señaló que la intervención del gobierno busca identificar posibles daños y problemas surgidos por la intoxicación de plomo para establecer las medidas terapéuticas y sanitarias destinadas a mejorar la salud de los afectados.

Esto incluye dar una mejor nutrición a los niños para lo cual se les provee vitaminas, suplementos y otros nutrientes, con monitoreo médico para prevenir y evitar mayores complicaciones.

Además de todos los exámenes requeridos este grupo de niños recibió atención en las especialidades de dermatología, oftalmología, cardiología y neurología de acuerdo a los respectivos cuadros clínicos que presentaron cada uno de ellos. Los exámenes para el dosaje de plomo, cadmio y arsénico fueron realizados por el Instituto Nacional de Salud – CENSOPAS.

Cabe señalar que los niños llegaron acompañados por uno de sus padres o algún familiar y los gastos de la atención, traslado, alojamiento y exámenes de laboratorio han sido asumidos por la empresa Volcán Compañía Minera SAA.

Grupo de trabajo

En este contexto, el Titular de Salud expresó que el impacto negativo de muchos de los casos de intoxicación por metales en las personas ha llevado a su portafolio a tomar la decisión política de crear un grupo de trabajo para prevenir, mitigar y garantizar el tratamiento de los efectos causados por la contaminación ambiental en la salud de las personas.

El grupo de trabajo entregará en 60 días un plan de acción para prevenir, vigilar y tratar los efectos causados por la contaminación ambiental en la salud de las personas, sobre todo en niños y niñas.

La comisión tiene como objetivo elaborar un mapa de casos críticos y diseñar una propuesta sanitaria para mejorar la salud de los afectados.

Por ello firmó una resolución ministerial que crea un grupo de trabajo que analizará todos los casos ocurridos, entre ellos el de Choropampa donde luego de 8 años las mediciones de vapores realizadas por el MINSA en las viviendas han encontrado contenidos de vapor de mercurio superior a lo permitido.

A esto se sumará los casos de la Oroya, Puerto Nuevo (Callao), derrames de petróleo como el de Andoas, entre otros.

En el caso de la Oroya, señaló que planteará la revisión del convenio existente con la empresa Doe Run para que se incluya las atenciones que el MINSA pretenda dar cómo medir la exposición del daño a la estructura ósea de los niños que es peor que en los adultos.

Trabajo conjunto

La atención a los menores cuenta con el asesoramiento técnico de la Dirección General de Epidemiología, el Instituto Nacional de Salud - CENSOPAS, la Universidad Peruana Cayetano Heredia y la Organización Panamericana de la Salud. Además participan los hospitales Arzobispo Loayza, Dos de Mayo, Hipólito Unanue, Hermilio Valdizán, entre otros.