“Burocracia no permite avance de Hospital de Casma”

Nota de Prensa

26 de abril de 2008 - 12:00 a. m.

Casma.-El ministro de Salud, Hernán Garrido-Lecca, mostró su preocupación porque el Hospital Regional de Chimbote no ha hecho llegar ni un sol de los 600 mil nuevos soles transferidos por el Ministerio de Salud (MINSA) al Hospital de Apoyo San Ignacio de Casma para el mantenimiento y arreglo de los equipos de emergencia.

“Este hospital depende del Hospital Regional de Chimbote y lamentablemente he visto con preocupación que 600 mil soles que he transferido para el mantenimiento y arreglo de los equipos de emergencia y hasta la fecha no ha llegado ni un solo sol a Casma. Es decir en Chimbote se queda la plata” manifestó durante la inspección realizada ayer al Hospital de Casma.

Garrido-Lecca dijo “hemos salido de la limeñocracia para pasar a la huarozcracia y chimbotocracia”. En ese sentido, lamentó la lentitud excesiva en la realización de estas gestiones y dijo que es un problema que debe ser arreglado por las autoridades locales como el alcalde y el director de dicho nosocomio.

Asimismo, informó que el MINSA cuenta con 700 millones de soles para invertir en todo el país mientras que el Gobierno Regional de Ancash tiene disponible mil 300 millones de soles anuales para inversiones en diferentes sectores. “El Gobierno Regional de Ancash tiene más presupuesto de inversión que el Ministerio de Salud para todo el Perú. Nuestro rol no es financiar sino darles el apoyo y soporte técnico para que puedan llevar adelante estas iniciativas”, manifestó.

También señaló que en Casma no se han generado muchos proyectos para el sector Salud por lo tanto un grupo de especialistas del MINSA evaluará las necesidades para realizar perfiles de proyectos de inversión. “Hay 58 proyectos de salud en Ancash y tan solo dos en la provincia de Casma”, indicó.

Inspección en Casma

En esta inspección realizada ayer al Hospital de Apoyo San Ignacio de Casma, en la región Ancash, el ministro también encontró medicamentos vencidos en el área de odontología, inadecuada disposición de material punzocortante, bajos niveles en la campaña de inmunización contra la Hepatitis B así como basura y equipos inservibles.

Después de inspeccionar los hospitales de Chimbote, Garrido-Lecca se trasladó hasta Casma para visitar este establecimiento que pese a presentar algunas deficiencias dijo que su personal ha mostrado interés y preocupación por sacar adelante su hospital.

“Hemos encontrado por los menos tres galenos incluido el director y todo el personal con mística y con muchas ganas de trabajar. No ha sido la típica actitud derrotista que muchas veces encuentro, sino que he encontrado gente que quiere trabajar, por eso felicito el espíritu del cuerpo médico y del personal no médico”, finalizó Garrido-Lecca.

El ministro de Salud realizó esta visita a pedido de la congresista, María Helvezia Balta, con quien recorrió este establecimiento. También lo acompañó el alcalde provincial de Casma, José Luis Lomparte y el director del hospital, Federico Pulido.