Entregan seis ambulancias a centros de salud de provincias de Lima afectadas por el terremoto

Nota de Prensa

15 de agosto de 2008 - 12:00 a. m.

Un total de seis ambulancias totalmente equipadas fueron entregadas a los centros de salud de diversas provincias de Lima, con la finalidad de mejorar el transporte de heridos y pacientes en las zonas afectadas por el terremoto del año pasado, actividad que fue encabezada por el ministro de Salud, Hernán Garrido-Lecca, en la plaza de armas de Cañete.

Las unidades móviles adquiridas con recursos propios de los diversos municipios, serán destinadas a los establecimientos de salud de Mala, San Vicente de Cañete, Imperial, Chilca, Lunahuana y Nuevo Imperial. En ese sentido, Garrido-Lecca felicitó a los alcaldes por esta iniciativa que redundará en beneficio de la población que los eligió

En el acto realizado por el alcalde de la citada provincia de Lima, Javier Alvarado, Garrido-Lecca dijo que estas unidades móviles mejorarán el traslado de los pacientes y heridos, que se complementará con la atención médica que se brinda en el recientemente inaugurado centro de salud de Cañete, obra en la que el MINSA invirtió un millón 700 mil y que fue entregada este mes.

Asimismo, el titular de Salud reconoció el trabajo que los alcaldes realizaron tras el terremoto. “Yo he visto como los alcaldes han trabajado por su población, incluso dejando de lado la atención a sus propias familias”, dijo.

Añadió que con las inversiones que se vienen dando en la región Ica, la población contará con hospitales y establecimientos mejores a los que existían, pues antes del terremoto ya estaban colapsados. “Van a tener hospitales que todavía no existen en todo el Perú”, sostuvo.

Huésped ilustre

De otro lado, los alcaldes de Cañete e Imperial entregaron al ministro Hernán Garrido-Lecca, el reconocimiento de “Huésped ilustre” por su labor en beneficio de la población damnificada del terremoto que desarrolló tanto como ministro de Vivienda, y en la actualidad como titular del sector Salud.

Garrido-Lecca agradeció por este gesto, inmerecido, pues dijo que sólo hacia su trabajo para el cual había sido nombrado.