Solo hasta junio se reportó 28 mil accidentes de mordeduras caninas

Nota de Prensa

6 de setiembre de 2008 - 12:00 a. m.

En el primer semestre de este año, la Estrategia Sanitaria Nacional de Zoonosis del Ministerio de Salud (MINSA) reportó 28 mil personas afectadas por los accidentes de mordeduras caninas en todo el país, evidenciando un ligero descenso con respecto a la misma fecha de años anteriores en los cuales se denunciaron 32 mil casos en promedio.

La Dra. Ana María Navarro Vela, coordinadora de dicha estrategia, indicó que la reducción de las mordeduras se debería a que la población viene tomado conciencia de la tenencia responsable de canes, lo cual implica que las personas con mascotas deben conducirlas con bozal y correa cuando se encuentren en la vía pública a fin de prevenir los accidentes y los casos de rabia.

La especialista dijo que en Lima se ha reportado la mayor parte de víctimas de mordeduras con siete mil casos, seguido de La Libertad y Arequipa, por lo que hizo un llamado a la población a tener cuidado con los perros y más aún cuando se trate de canes de razas potencialmente peligrosas, pues estos son agresivos por naturaleza.

Navarro Vela detalló que entre el 2005 y el 2007 se han reportado un promedio de 62 mil casos de mordeduras y se espera que a finales de año disminuyan los casos, pues el MINSA viene realizando junto a sus direcciones diversos talleres sobre tenencia responsable de mascotas.

Aproximadamente el 10 por ciento del total de mordeduras ocurren en la cara, cabeza y cuello y la cifra restante son lesiones superficiales, pero que implican el necesario descarte de la rabia, ya que esta enfermedad es mortal sino se trata a tiempo.

Dijo además que en el marco del “Día Mundial de Lucha Contra la Rabia” que se conmemorará este 28 de setiembre, el MINSA realizará diversas actividades que tienen como finalidad llamar la atención sobre el problema y movilizar recursos para mejorar la prevención y el control de la rabia con una visión de prevención total de la rabia humana y éxito en la eliminación de la transmisión de este virus entre los canes.

La especialista señaló que en caso de ocurrir un accidente de mordedura, el agraviado deberá denunciar de manera inmediata el incidente en cualquier establecimiento de salud. Previamente deberá identificar al animal mordedor y lavarse la herida con abundante agua y jabón. Después, el personal de salud se encargará de evaluar y prescribir el tratamiento correspondiente al afectado.

Asimismo, se recomienda que si una persona es mordida por su propia mascota también debe denunciar el accidente y con mayor razón si el animal muere o desaparece sin causa aparente, pues podría tener rabia.

También es aconsejable que los niños y adultos respeten el territorio de los animales, especialmente cuando estos están alimentándose, pues si se les interrumpe es posible que puedan agredir a las personas.