Minsa contratará servicios médicos privados y tendrá apoyo de hospitales de las FF. AA., PNP y de la Solidaridad

Nota de Prensa

10 de setiembre de 2008 - 12:00 a. m.

Las personas en extrema pobreza de nuestro país, no serán desatendidas durante una eventual huelga médica, gracias a que el Gobierno autorizó al Seguro Integral de Salud (SIS), seguro subvencionado por el estado, a contratar servicios en establecimientos de salud públicos y privados, durante 90 días.

Así lo informó el ministro de Salud, Hernán Garrido-Lecca, quien detalló que dicha disposición legal fue dictada a través del D. S. Nº 019-2008-SA que especifica que el SIS reembolsará las prestaciones de servicios de salud de establecimientos públicos y privados brindadas a sus afiliados, que previamente hayan sido registrados, y que estén de acuerdo a las condiciones, procedimientos y requisitos que serán establecidos mediante las respectivas resoluciones ministeriales.

Asimismo, dio a conocer que los hospitales de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y de la Solidaridad también prestarán apoyo al Ministerio de Salud en la atención de pacientes que se vean afectados por la anunciada huelga de la Federación Médica Peruana.

El titular de Salud recalcó que esta medida se suma a otras previstas para evitar que sean desatendidas las necesidades de la población, como la contratación temporal de médicos y la aplicación de descuentos a aquellos que no acudan a laborar. “Con los descuentos que hagamos a los médicos que no trabajen contrataremos personal que atienda a la población”, refirió.

Garrido-Lecca sostuvo que seguirá citando a los médicos, si es posible a través de un oficio formal, para alcanzar una solución que evite la huelga, pero dijo que si ellos deciden paralizar sus labores él hará todos sus esfuerzos para estar preparado para ello. “Si la federación insiste en la huelga a pesar que estamos en vías de solución del problema y a pesar de las decisiones adoptadas, lo único que puedo pensar es que hay un cariz político”, sostuvo el ministro.

También consideró que sería inmoral e injusto atender solo los requerimientos de los médicos y no de otros profesionales de la salud, como obstetras, y enfermeras, esto en razón a que también se asignó AETAS a los profesionales no médicos de tres regiones del país. "Fácil hubiera sido para mi darles todas las AETAS a los médicos y no darles nada a los profesionales no médicos, los médicos solo piensan en ellos, cuando las necesidades van más allá", dijo.

Recalcó que toda la población peruana es consciente de que hace falta una atención médica de calidad y que el punto inicial de todo este conflicto, que ha devenido en el anuncio de la huelga, es la disposición para que los médicos trabajen seis horas y no cuatro como lo hacían antes.