El 78% de médicos laboró con normalidad en hospitales de Lima y Callao

Nota de Prensa

18 de setiembre de 2008 - 12:00 a. m.

En el cuarto día de la huelga, y al igual que ayer se observó que cada vez más médicos acuden a laborar con total normalidad pues el 78 por ciento de galenos de Lima y Callao trabajó en sus diferentes consultorios y brindó atenciones en todos sus servicios.

Según el reporte de la Oficina General de Recursos Humanos del Ministerio de Salud (MINSA), la totalidad de los médicos de los hospitales Casimiro Ulloa, Emergencias Pediátricas, Chosica, Puente Piedra y Larco Herrera atendió a sus pacientes al igual que los galenos de los hospitales María Auxiliadora, San José y San Juan de Lurigancho.

Asimismo, hoy se observó que el 87 por ciento de los profesionales del Dos de Mayo laboró con normalidad, mientras que en el hospital Arzobispo Loayza se observó que el 59 por ciento de los galenos trabajó en sus respectivos consultorios.

A diferencia de los días anteriores, en los hospitales capitalinos se observó un grupo reducido de pacientes y se estima que la asistencia de los pacientes ha disminuido en un 20 por ciento con respecto a los días anteriores.

Por ejemplo, en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) se atendió en los servicios de urgencias, medicina, quimioterapia activa, abdomen, cabeza y cuello, pero se observó la ausencia de los pacientes. “Hay consultorios que atienden, pero que no hay pacientes”, indicó un funcionario del MINSA.

Médico del Dos de Mayo da el ejemplo

Una muestra del cumplimiento al juramento hipocrático y del compromiso con los pacientes, es el Dr. Eduardo Farfán, médico internista de la sala San Andrés del hospital Dos de Mayo, que en estos días de huelga ha atendido aproximadamente a 120 pacientes, además de haber realizado dos días de visita médica, un día de guardia y diversas atenciones en consulta externa.

El médico señaló que al igual que él hay muchos médicos que están atendiendo en los consultorios externos, quienes no desean dar declaraciones por temor a las represalias del cuerpo médico y de los dirigentes de la Federación Médica Peruana (FMP) que en estos días están tratando de impedir el libre tránsito de los pacientes en las salas de espera de los diversos consultorios.