Cuidado con las quemaduras por líquidos calientes y fuegos artificiales

Nota de Prensa

24 de diciembre de 2008 - 12:00 a. m.

Los casos de quemaduras por fuegos artificiales y líquidos calientes en niños se incrementan en las festividades de Navidad y Año Nuevo, advirtió el Dr. Marco Lazo del Servicio de Quemados del Instituto Nacional del Niño (INSN), quien recomendó a los padres de familia adoptar medidas de prevención para evitar estos accidentes.

En ese sentido, el especialista recomendó a los padres evitar que sus hijos manipulen juegos pirotécnicos, además de tener mucho cuidado cuando se observa los estallidos y detonaciones ya que existen casos de menores que sufrieron una quemadura por ser impactados por las chispas o el mismo artefacto ya detonado.

El Dr. Marco Lazo refirió que el tratamiento de estos casos es muy difícil pues no sólo hay quemaduras sino puede existir desgarramiento de algún miembro o piel lo cual, según la gravedad, podría implicar una amputación.

En tanto que, sobre las quemaduras por líquidos calientes, Lazo señaló que estas se producen durante todo el año pero es en Navidad y Año Nuevo donde se incrementan, esto debido al descuido de los padres al dejar ollas con líquido caliente en el suelo, mesa y cocina, al alcance del menor.

“Los niños son de por si curiosos y tienden a jalar las cosas, se sientan donde sea y meten la mano en los recipientes y si éstos tienen líquidos calientes sufrirán una quemadura” señaló.

Por ello recomendó estar muy atento con los infantes y no dejar las cosas en cualquier lugar, incluso se debe evitar que los menores ingresen a la cocina y por ningún motivo dejarlos tomar los líquidos calientes sin compañía de un adulto.

Qué hacer si sufre una quemadura

De ocurrir un accidente de este tipo, el miembro del Servicio de Quemados del ex Hospital del Niño dijo que lo primero en hacer es apartar al menor del agente causal, luego se debe retirar la ropa y sumergir la parte quemada en agua a temperatura por 25 a 30 minutos, haciendo recambios de agua continuamente.

“Es muy importante sumergir en agua la parte quemada antes de llevar al niño al centro de salud, pues el calor de la quemadura sigue afectando la piel, por eso primero debemos normalizar la temperatura”, indicó.

El tipo de gravedad dependerá del agente causal, si es por chocolate será más grave pues este líquido es más espeso y difícil de retirar. También influye el tiempo de exposición.

Finalmente, el especialista dio a conocer que en esta temporada el INSN refuerza el personal del citado servicio, así como los insumos y camas, sin embargo manifestó que el mejor tratamiento para una quemadura es la prevención.