Cuidado con el descontrol de los niños durante las vacaciones

Nota de Prensa

18 de enero de 2009 - 12:00 a. m.

Delegar responsabilidades en casa y en merito a ellas permitir que practiquen una actividad del agrado de ellos como ver películas, jugar videojuegos, etc. es una manera estratégica para que el niño o adolescente forme su personalidad de manera efectiva dijo el Dr. Manuel Escalante, Coordinador de la Estrategia de Salud Mental del Ministerio de Salud (Minsa)

Según el especialista, las vacaciones se convierten en una buena excusa para que los padres dejen que el niño duerma más de doce horas, vea televisión por mucho tiempo y juegue “play station” a lo largo del día, sin embargo no tener el control de las mismas y dejar de lado responsabilidades como ayudar en casa, no practicar algún deporte o no salir a caminar con su mascota atenta contra la formación del menor.

VACACIONES UTILES VS ESCUELA

Enviar al niño a estudiar por horas para que se actualice o refuerce sus conocimientos académicos no es una buena idea para que el niño aprenda, en muchos casos los menores terminan estresados generando malos comportamientos y rebeldía hacia sus padres. “Lo mejor es que el niño o adolescente se dedique a actividades deportivas y creativas como talleres de baile, música, pintura, entre otras actividades” puntualizó.

No obstante sugiere tener presente que las vacaciones no debe ser para los niños sinónimo de hacer lo que quieran y cuando quieran. Para ello se debe establecer horarios de dormir y levantarse. Es importante que los padres mantengan un control sobre los horarios de sueño y comidas a fin de crear disciplina en el menor.

A fin de explorar su creatividad es importante que el menor realice ejercicio físico y tenga contacto con la naturaleza. Pasear en bicicleta, practicar natación o realizar ejercicios son actividades que permitirán que el aspecto físico del menor pueda mejorar con la práctica.

Las actividades lúdicas con otros niños son la mejor forma de establecer lazos de amistad, según el especialista, las relaciones sociales que pueden tener los hijos con sus amigos u otros compañeros es fundamental ya que podrán identificar diversos comportamientos buenos o malos de otras personas.

Según el coordinador de la Estrategia de Salud Mental, los padres no deben confundir que las vacaciones "útiles" son una escuela. Lo mejor es no forzar al hijo, lo ideal es ofrecerles una serie de actividades que son más productivas con la atención de los padres respecto a los efectos que estas actividades producen en sus niños.

En el caso de los adolescentes, se recomienda la interacción con sus amigos en la casa o con algunas salidas recreativas, estimular el contacto como personas de su edad siempre será productivo. Sin embargo no olvide que todo tipo de actividad por más divertida que sea tiene reglas que cumplir más aun si son dictadas por sus padres.