Vecinos de San Miguel contarán con moderno centro de salud

Nota de Prensa

28 de enero de 2009 - 12:00 a. m.

La vecinos del distrito de San Miguel se beneficiarán con el nuevo centro de salud “San Miguel”, que culminará su construcción en marzo de este año y contará con dos pisos, así como áreas de servicio médico con equipo altamente especializado, informó el Dr. Juan Carlos Velasco, director de la Dirección de Salud (Disa) - V Lima Ciudad del Ministerio de Salud (Minsa).

Señaló que la construcción del establecimiento tiene un avance del 80 por ciento en sus dos plantas, que vienen siendo ampliadas y redistribuidas para una mejor atención a los pacientes. De esta manera los pobladores ya no se verán afectados con la atención que se brindaba en espacios muy reducidos y con capacidad de atención limitada.

Durante su visita al local, ubicado a la altura de la cuadra 17 de la avenida Libertadores y Mochica, Velasco dijo que en marzo se espera la culminación de las obras que se iniciaron hace tres años pero que por problemas con las empresas ganadoras de las licitaciones, la obra fue paralizada hasta en dos ocasiones.

Asimismo, afirmó que en el primer piso se contará con diferentes áreas de atención médica, mientras que en el segundo nivel existirán más consultorios y oficinas administrativas. “Los nuevos ambientes permitirán ampliar el número de consultas, tomando en cuenta que el centro de salud San Miguel atiende diariamente a 200 personas y es el único establecimiento público que en San Miguel”, acotó.

Cabe precisar que actualmente el centro médico cuenta con siete profesionales de la salud en diversas especialidades, así como con el apoyo de once técnicas en enfermería.

DGIEM del Minsa

El integrante de la Dirección General de Infraestructura Equipamiento y Mantenimiento (DGIEM) del Minsa, Ingeniero Lucio Vargas Oliver, explicó que en el 2006 el sector salud contrató a la Compañía Consorcio David, avanzando la obra hasta en un 75 por ciento. Sin embargo, paralizaron la construcción por falencia económica del contratista por lo que el Minsa tuvo que rescindir el contrato.

Es así que en el año 2008, el MINSA efectuó una nueva licitación por el saldo del 25% de la obra restante, siendo la ganadora de la Buena Pro la Compañía GEALPEMA S.A. que también mostró falencia económica razón por la cual el Ministerio de Salud intervino en la obra.

Así el MINSA designó un interventor, en este caso un ingeniero de la DIGIEM, que controla la administración de la obra y verifica rigurosamente los desembolsos en base a un cronograma de ejecución acelerado; de esta manera queda asegurado el término de obra para los primeros días del mes de marzo, para finalmente ponerlo a disposición de los usuarios, luego de comprobar que el establecimiento fue construido sin ninguna observación, la tercera semana de marzo.