Es inviable propuesta de entrega de drogas a personas adictas

Nota de Prensa

6 de febrero de 2009 - 12:00 a. m.

La venta legal o entrega de drogas a personas adictas incrementa su consumo, daña la salud de la persona y destruye su integración familiar, social y económica, precisó el Ministerio de Salud (Minsa) a través de la Estrategia de Salud Mental y Cultura de Paz. De esta manera, este sector considera inviable la propuesta de otorgar cualquier tipo de estupefacientes como marihuana o clorhidrato de cocaína.

El Dr. Manuel Escalante, coordinador de la mencionada estrategia sostuvo que la entrega de cualquier tipo de drogas daña la voluntad de la persona que pretenda recuperarse, a través de terapias debidamente medicadas por profesionales de la salud.

Según refiere, observar o saber que las personas se drogan sin necesidad de esconderse o utilizar métodos insalubres, no reduce el riesgo de que las personas padezcan trágicas enfermedades, ya que por la simple necesidad de ingerir cada vez más estupefacientes, los individuos adquieren más enfermedades y suelen caer en el robo y la prostitución.

Clínicamente está comprobado que ingerir drogas de manera legal o ilegal o tener un fácil acceso de los químicos, desarrollará aceleradamente enfermedades al hígado, pulmones, vías respiratorias, sistema nervioso, incluso VIH/Sida, entre otras patologías. Escalante Palomino sostiene que si bien la recuperación del adicto depende de cada persona influye en gran medida del apoyo familiar y social.

“El tratamiento profesional y la mediación familiar previa asesoría de especialistas, ayudará al adicto a tomar la decisión de recuperarse, permitir que las drogas sean legales disminuye la voluntad de dejar su consumo e incrementará el índice de adicción, dañando progresivamente su estado de salud” indicó

Entre otros afectados con la libre comercialización de drogas, estarían de manera especial los niños y adolescentes, quienes por simple remedo o inmadurez consumirán las drogas generando en primer lugar la disminución de su autoestima, abandono de clases y ausencia de tolerancia para poder superar sus problemas.

Compromiso de todos

El representante del Minsa sostiene que una de las acciones contra las adicciones y a favor de la reinserción social de este grupo de personas son los diversos programas en la que puedan desempeñarse.

Por ejemplo, talleres o programas ejecutados por las municipalidades en su jurisdicción, en la que de manera progresiva las personas con problemas de adicción puedan tomar responsabilidades y otras opciones que mejoren su calidad de vida.