Parasitosis en niños puede causar anemia

Nota de Prensa

12 de abril de 2009 - 12:00 a. m.

Los parásitos en los niños pueden ser causantes de cuadros de anemia, bajo peso en lactantes, malnutrición y retardo de crecimiento, es por eso los padres de familia no deben descuidar los controles periódicos de sus hijos a fin de detectar oportunamente este problema e iniciar el tratamiento antiparasitario adecuado.

Expertos de la Dirección General de Salud de las Personas del Ministerio de Salud (Minsa) explicaron que los parásitos consumen sangre y provocan pérdida de hierro y otros nutrientes, generan también cambios en las paredes intestinales, reduciendo la superficie de la membrana dedicada a la digestión.

La infección parasitaria más común en los niños de edad escolar y preescolar es la provocada por oxiuros, cuya forma de contagio es a través de los huevos larvados ya sea por ingestión o inhalación de los mismos.

Los niños más pequeños tienen el hábito de llevar las manos sucias a la boca, facilitando la introducción de huevos y larvas de los parásitos, manteniendo de esa manera la vía de infestación.

Los huevos se diseminan en los diferentes ambientes del hogar, sobre todo en dormitorios y baños, contaminan los objetos, juguetes, alimentos, agua y piscinas. Como es de alta diseminación las madres y hermanos de los niños infectados están muy expuestas al contagio,

Los síntomas se manifiestan con falta de apetito, en niños irritables que rechinan sus dientes, que presentan problemas durante el sueño o que se sienten molestos por el intenso prurito anal, nasal, pesadillas e incluso sonambulismo. También se encuentra asociado con manchas de color blancuzco en la piel de cara.

Nadie está exento de padecer este tipo de parasitosis más allá de la higiene y cuidado personal, por eso cuando se detecta a un niño con parásitos los más conveniente en que toda la familia entre en tratamiento, el cual debe ser por indicación médica.

El tratamiento para la parasitosis intestinal es de bajo costo y los resultados son altamente efectivos, pero nunca debe ser automedicado.