Nueva influenza AH1N1 es una gripe moderada, señalan destacados pediatras peruanos

Nota de Prensa

12 de julio de 2009 - 12:00 a. m.

Todos los años se presentan brotes de gripe como el actual, el virus de la AH1N1, que se controlan sin necesidad de tomar medidas drásticas, y la mayoría de enfermos se recuperan sin requerir de hospitalización, e incluso de atención médica y uso de antivirales, señaló Pediatras Asociados, entidad que agrupa a reconocidos especialistas del país en ese campo.

Indicaron que la gripe AH1N1 perdió su agresividad, al punto que ha sido catalogada como “gripe moderada” por la Organización Mundial de la Salud (OMS); y que la denominación de “pandemia” no tiene nada que ver con la severidad de la enfermedad.

“Todos los años, como pediatras, vemos brotes de gripe como el actual, que se controlan sin necesidad de tomar medidas drásticas, y este año, felizmente, comprobamos diariamente que el comportamiento de la gripe AH1N1 es, en el peor de los casos, similar a la gripe estacional de otros años. Esto incluirá la posibilidad de fallecimientos, como ocurre cada año. Generalmente son personas de alto riesgo de hacer complicaciones, como embarazadas, inmuno comprometidos, ancianos, menores de 2 años, con problemas renales y diabéticos”, señalan en una comunicación.

Manifiestan además que el Oseltamivir es un medicamento antiviral efectivo contra la influenza, siempre que sea administrado en los primeros dos días de la enfermedad. Solo debe darse en casos de alto riesgo de complicaciones y a pacientes hospitalizados.

De la misma manera, sostienen que sólo debe hacerse la prueba diagnóstica de laboratorio a aquel paciente que se encuentre hospitalizado o con alto riesgo de hacer complicaciones.

Informan también que las clínicas y los laboratorios particulares solo cuentan por ahora con la identificación de Influenza por un método llamado Inmunofluorescencia indirecta (IFI), mas no con la prueba confirmatoria del subtipo en mención H1N1, que es solo posible a través del Ministerio de Salud.

Los pediatras reconocen que la gripe es una enfermedad altamente contagiosa, al punto que es difícil tomar medidas que impidan su extensión, como se ha podido comprobar en todo el mundo, a pesar de los “esfuerzos” por contenerla. Por ello, consideran que no tiene ningún sentido fumigar colegios pues el virus no se combate con eso, ni interrumpir clases, salvo que el ausentismo por enfermedad así lo demande; tampoco impedir que niños con tos o estornudos acudan a clases.

“Solo debe quedarse en casa aquel que esté padeciendo gripe con fiebre, hasta que ésta desaparezca y hayan pasado siete días desde su inicio”, reiteran en una misiva.

Recomiendan que a nivel personal se inculque la aplicación adecuada de vacunas, el lavado de manos, toser tapándose la boca con el brazo y no con la mano, y quedarse en casa mientras esté enfermo. Si se sospecha de cualquier complicación, como puede ser una dificultad para respirar, acudir al médico.

Por otra parte, expresan que dicho virus provocó aparentemente una alta incidencia de enfermedad grave en México, durante abril de este año, pero que no ha demostrado ser grave en el resto del mundo.

“Esperamos contribuir a que cese el pánico colectivo, que dejemos de impactar negativamente a los turistas que llegan y piensen que padecemos de una enfermedad grave. La gripe ya está entre nosotros y no tenemos que evitar que llegue de afuera”, señalan al finalizar su misiva.