Accidentes por mordedura de perros aumentan en vacaciones

Nota de Prensa

26 de julio de 2009 - 12:00 a. m.

El ministerio de Salud (Minsa) recomienda a los padres de familia tener mayor precaución y cuidado con sus menores hijos, pues es en el periodo de vacaciones que aumentan los casos de accidentes por mordedura de perros.

Al respecto, la Dra. Ana María Navarro, responsable de la Estrategia Sanitaria de Zoonosis, explicó que al estar en periodo de vacaciones los menores acuden a los parques con mayor frecuencia y esa ahí donde pueden sufrir la mordedura de algún can extraño que se encuentre sin cadena. “Los niños juegan con la bicicleta o el skate y es en este momento donde pueden ser mordidos”, dijo.

Asimismo, recomendó a los tutores que de ocurrir el hecho laven la herida con abundante agua y jabón, acudan al establecimiento de salud más cercano. En tanto, el can debe ser ubicado y observado por el personal de salud, esté o no vacunado contra la rabia.

Recomendaciones a campistas

De otro lado, Navarro recomendó a los jóvenes que este fin de semana decidan acampar, lo hagan en lugares conocidos y lejos de cuevas pues pueden ser atacados durante la noche por algún animal ponzoñoso o murciélagos.

Ante este riesgo, el Minsa recomienda no intentar coger a los murciélagos en caso de verlos arrastrarse por el suelo o aparecer como muertos. Además, las personas no deben exponerse, no dormir en la intemperie, ni en lugares desconocidos. Si es que se acude a un campamento en lugares boscosos o cuevas, se debe usar protector; una carpa o un mosquitero, es lo aconsejable.

“Deben acudir de inmediato al centro de salud para recibir el tratamiento antirrábico gratuito si tienen temor o duda de que hayan sido mordidos por un murciélago, pues deben recordar que su ataque no se siente porque la saliva de estas aves nocturnas tiene efecto anestésico, aunque deja una marca pequeña y sangrante, generalmente en las partes blandas del cuerpo. Ello porque prefieren la frente y las puntas de los dedos”, señaló.

Para tener en cuenta:

- Las personas mordidas por algún animal desconocido deben ser vacunadas contra la rabia.

- La vacunación consta de diez dosis. Se aplica una diaria, durante siete días y tres refuerzos. La primera se coloca a los 10 días, luego 20 y 60 días después de la última dosis.