A sus 71 años, paciente con diabetes, hipertensión y obesidad vence la COVID-19 en Hospital JAMO de Tumbes

Nota de Prensa
Pese a que su pronóstico era reservado, septuagenario pudo recuperarse con ayuda de los médicos, personal de enfermería y familiares

8 de setiembre de 2020 - 4:15 p. m.

Tras permanecer 20 días hospitalizado, don Víctor Cherres, un paciente de 71 años con diabetes, hipertensión y obesidad, logró vencer la COVID-19 en el Hospital Regional José Alfredo Mendoza Olavarría – JAMO de Tumbes. El septuagenario pasó por duros momentos y preocupaciones, pero ya se encuentra en casa para felicidad de su esposa y familiares, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

La historia de don Víctor es la de un sobreviviente. Ingresó al nosocomio con insuficiencia respiratoria y una saturación por debajo de 85, cuadro médico que se complicó debido a la diabetes, hipertensión y los 113 kilogramos de peso que presentaba.

"Mi abuelo estaba nervioso y triste, no quería hospitalizarse, pero todos sus hijos lo llamaron y le dieron esa motivación que necesitaba. Menos mal que lo internamos porque recibió el tratamiento que necesitaba y ahora su saturación está en 96. Además, pudimos estar en comunicación con él a través del teléfono y gracias a las enfermeras", relató su nieta Emilia.

Por su parte, el doctor Rogger Eduardo Torres Lao, médico internista del Minsa que viene apoyando al Hospital Regional José Alfredo Mendoza Olavarría – JAMO de Tumbes, precisó que el paciente llegó a este nosocomio, el 18 de agosto, referido de la posta de Aguas Verdes, donde recibió la positividad al nuevo coronavirus y la falta de oxígeno se hacía cada vez mayor.

"Aquí se le diagnosticó neumonía atípica, mal frecuente en pacientes que adquieren la infección por COVID-19, por lo que estuvo recibiendo oxígeno medicinal con bolsa de reservorio a 15 litros por minuto y medicamentos establecidos según la normativa del Minsa. Conforme pasaron los días, evolucionó favorablemente y se le fue retirando el soporte ventilatorio hasta recibir el alta hospitalaria", detalló.

Luego de abandonar el hospital, el último lunes 7 de setiembre, don Víctor fue recibido en casa por su esposa Mariana Cruz Palacios (68), con globos y aplausos. Ahora tiene que acatar un estricto aislamiento en su vivienda y evitar hablar mucho, como parte de la fase de recuperación, no obstante, él sabe que lo que venga de aquí adelanta será bueno porque está vivo y tiene una familia que celebra su presencia.