Minsa brinda atención médica integral en zona de deflagración de Villa El Salvador

Nota de Prensa
En el sector 6, grupo 2 de este distrito, vecinos recibieron vacunas, pruebas de descarte COVID-19, tratamiento contra la anemia, entre otros servicios

7 de setiembre de 2020 - 5:50 p. m.

Lo que fue escenario de una terrible tragedia, tras la deflagración de un camión cisterna de gas, hoy se convirtió en un espacio dedicado al cuidado de la salud. En el sector 6, grupo 2 de Villa El Salvador, el Ministerio de Salud (Minsa) realizó una intervención sanitaria, donde los vecinos recibieron atención médica integral para el control de la COVID-19 u otras enfermedades.

En los stands ubicados en el Parque Central, las brigadas de la Dirección de Redes Integradas de Salud (Diris) Lima Sur vacunaron a niños y adultos mayores contra la influenza y neumococo, también brindaron diagnóstico y tratamiento contra la anemia. Asimismo, las brigadas de salud mental continuaron con el soporte psicológico y emocional en favor de los damnificados.

"Invitamos a la población a continuar participando de estas actividades de salud pública que realizamos. Es nuestro compromiso continuar llevando los paquetes básicos de atención integral a la población mediante intervenciones dentro de su comunidad”, sostuvo el director general de la Diris Lima Sur, Victor Bacini.

Otros de los servicios que se ofrecieron en este sector de Villa El Salvador fueron la consejería nutricional y de planificación familiar, así como las charlas orientadas a las buenas prácticas de higiene y al control de la diabetes e hipertensión.

La Diris Lima Sur informó que, en la última semana, los equipos de salud realizaron pruebas de descarte de COVID-19 a los afectados por la tragedia e identificaron a aquellos que padecen enfermedades crónicas y requieren atención médica adicional a fin de que reciban los servicios en el Puesto de Salud SASBI, en condiciones adecuadas y evitando aglomeraciones.

Como se recuerda, el pasado 23 de enero, un incendio producido por la deflagración de un camión cisterna, que transportaba gas licuado de petróleo (GLP), dejó 32 personas fallecidas y varias personas heridas que tuvieron que ser sometidas a cirugías de emergencias.