55 internos de penal de Lurigancho culminan educación básica

Nota de Prensa
 Logro es parte del trabajo de reeducación impulsado por el Ministerio de Educación y el INPE.

Fotos: Oficina de Prensa

Oficina de Prensa

11 de diciembre de 2019 - 1:00 p. m.

El esfuerzo de desarrollar la formación educativa de los internos en los penales sigue dando sus frutos, 55 de ellos terminaron su educación básica en el establecimiento penitenciario de Lurigancho como parte del trabajo de reeducación, resocialización y reinserción que impulsan el Ministerio de Educación (Minedu) y el Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

La promoción del Centro de Educación Básica Alternativa (CEBA) Manuel González Prada está conformada por 15 estudiantes del ciclo intermedio y 40 del ciclo avanzado.

En la ceremonia, los estudiantes Richard Ribbeck Bendezú (ciclo intermedio) y Luis Villa Falcón (ciclo avanzado) fueron reconocidos por haber ocupado los primeros puestos.

Nora Delgado Díaz, a cargo de la Dirección General de Educación Básica Alternativa Intercultural Bilingüe y de Servicios Educativos en el Ámbito Rural, resaltó el esfuerzo de los docentes, las familias y en especial de los estudiantes por ser un ejemplo para que los demás internos retomen sus estudios y participen del proceso de reeducación, rehabilitación y reinserción.

Raúl Márquez Albújar, del Consejo Nacional Penitenciario, manifestó que la brecha educativa en los establecimientos penitenciarios es alta, pero que se pueden lograr los objetivos gracias a las alianzas estratégicas entre el INPE y las instituciones comprometidas con la resocialización.

Actualmente, el Minedu brinda el servicio educativo en 64 centros de educación básica alternativa ubicados en los centros penitenciarios, y atiende a 8698 estudiantes privados de su libertad con apoyo de 310 docentes contratados por el Minedu y 88 por el INPE.

Una impecable presentación, durante la ceremonia, tuvo Orquestando con la puesta en escena del coro y orquesta del establecimiento penitenciario de Lurigancho. Sus integrantes deleitaron a los asistentes con un repertorio musical que incluyó los temas “Oye como va”, “Blanca Navidad” y “Sueños”.

La formación musical ha ayudado a cientos de internos a sobrellevar su situación. Más de 500 de ellos ven hoy en la música una posibilidad de crecimiento personal. La propuesta nació en el penal del Callao y ahora se encuentra en San Juan de Lurigancho, Huacho, Huancayo, Jauja, así como en el Centro Juvenil Maranguita.

Vale destacar que las horas cursadas en el Programa Orquestando son computadas por el órgano técnico de tratamiento de los penales a fin de que los internos puedan redimir la pena impuesta por el Poder Judicial.