Más de 150 licenciados del Servicio Militar Voluntario se graduaron en el Instituto Tecnológico de las FF.AA.

Nota de Prensa
Integran la cuarta promoción del Instituto de Educación Superior Tecnológico Público de las Fuerzas Armadas (IESTPFFAA). Ceremonia de graduación fue presidida por el viceministro de Políticas para la Defensa.

Ministerio de Defensa

24 de diciembre de 2019 - 2:57 p. m.

Un total de 157 licenciados del Servicio Militar Voluntario se graduaron como profesionales técnicos tras culminar con éxito sus estudios en el Instituto de Educación Superior Tecnológico Público de las Fuerzas Armadas (IESTPFFAA), creado exclusivamente para los jóvenes que realizaron el servicio militar voluntario como retribución a sus años dedicados a la Patria.

La ceremonia de graduación, que se realizó el pasado 18 de diciembre, fue presidida por el viceministro de Políticas para la Defensa, Hernán Flores Ayala, y contó con la asistencia del director de Educación y Doctrina del Ministerio de Defensa, Eduardo del Águila Horna, y del director del Instituto, coronel EP Gonzalo Cabrejos Ramos.

La cuarta promoción del Instituto lleva por nombre Pedro Eleodoro Paulet Mostajo, en homenaje al destacado ingeniero pionero de la astronáutica y la era espacial, y está integrada por 122 varones y 35 mujeres.

Los jóvenes culminaron las carreras técnicas de Computación e Informática, Construcción Civil, Electrónica Industrial, Mecánica Automotriz, Mecánica de Producción, Mantenimiento de Maquinaria, Administración de Recursos Forestales, Administración Hotelera, Análisis de Sistemas, Explotación Minera, Industrias Alimentarias y Topografía.

Mujer sargento ocupa primer puesto

El primer puesto de la promoción Pedro Eleodoro Paulet Mostajo lo ocupó por primera vez una mujer. Se trata de la sargento segundo FAP Sayra Mabel Salvá Zegarra, de la carrera de Electrónica Industrial. La joven realizó su servicio militar en la Escuela de Avioneros ubicada en la Base Aérea Las Palmas, en el distrito de Santiago de Surco.

Los graduados recibieron el título profesional de técnico a nombre de la Nación y una certificación internacional gracias a un convenio con el Fanshawe College de Canadá.

Las doce carreras profesionales técnicas del instituto han sido seleccionadas precisamente para cubrir el déficit de profesionales técnicos en los diversos campos del sector productivo, contribuyendo de esta forma al crecimiento y competitividad del país.