Jefe de Estado presidió ceremonia de homenaje a los héroes de batalla contra el Coronavirus

Nota de Prensa
Con motivo del 199.° Aniversario de la Independencia Nacional del Perú. La Orden Militar Ayacucho fue otorgada a 12 instituciones que luchan contra la pandemia en primera línea.

Fotos: Ministerio de Defensa

29 de julio de 2020 - 1:00 p. m.

El presidente de la República, Martín Vizcarra Cornejo, encabezó hoy la Ceremonia Cívico Militar de Homenaje a los Héroes de Batalla contra el Coronavirus, con motivo del 199.° Aniversario de la Independencia Nacional del Perú, acto que se realizó en la plaza Cáceres del Cuartel General del Ejército, en el distrito de San Borja. 

Durante el acto, que contó con la presencia del presidente del Congreso, Manuel Merino de Lama; del presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano Bellido; del ministro de Defensa, Walter Martos Ruíz, y de los comandantes generales de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, entre otras autoridades civiles y militares; se impuso la Orden Militar de Ayacucho a las banderas de las instituciones que luchan en primera línea contra la COVID-19. 

El jefe de Estado recordó que el país enfrenta hoy uno de los más grandes desafíos, el cual requiere un esfuerzo conjunto entre las instituciones y los ciudadanos para la construcción de un país sólido, justo, desarrollado, con salud y educación de calidad.

“En estos más de 100 días de combate a la pandemia ha salido a relucir lo más valioso que tenemos en esta sociedad, que es el compromiso y la entrega de los profesionales de la salud, médicos, enfermeras, técnicos, personal asistencial, miembros de las Fuerzas Armadas y Policiales, trabajadores penitenciarios, miembros de serenazgo y personal de limpieza”, afirmó. 

Recibieron la condecoración Orden Militar de Ayacucho el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación, el Seguro Social de Salud (Essalud), el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, el Ejército, la Marina de Guerra, la Fuerza Aérea y la Policía Nacional.

También recibieron la distinción el Instituto Nacional Penitenciario, el Instituto Nacional de Defensa Civil, el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios y la Municipalidad Metropolitana de Lima, esta última en representación de los servicios de seguridad ciudadana, fiscalización municipal, y limpieza pública de todos los municipios del país.

“Todos, desde sus trincheras han contribuido y contribuyen a esta cruzada para proteger la vida y la salud de los peruanos. Por eso, al reconocer a las instituciones que luchan contra la pandemia con la Orden Militar de Ayacucho, la máxima condecoración castrense y símbolo de la gloriosa batalla que cerró nuestra independencia, queremos agradecerles en nombre de la patria por su abnegada labor”, afirmó el jefe de Estado.  

La Orden Militar de Ayacucho fue creada por Ley Nº 7563, del 9 de agosto de 1932, para “distinguir a los miembros del Ejército, Marina, Aviación e Institutos Armados a órdenes del Ministerio de Gobierno que se hayan hecho acreedores a recibir tal distinción y a los militares extranjeros que hayan expresado en alguna forma su simpatía por el Perú”. 

Posteriormente, fue modificada para que sea entregada también a personalidades civiles. Conforme a la referida ley, la condecoración Orden Militar de Ayacucho se otorga a nombre de la Nación, siendo el Gran Maestre de la Orden el presidente de la República.

La ceremonia se inició con el Himno Nacional, que fue entonado por el reconocido tenor peruano John Schofield. En seguida, se encendió la lámpara votiva y se guardó un minuto de silencio en memoria de los cientos de peruanos fallecidos a causa del coronavirus, en especial en honor de aquellos servidores públicos que, a sabiendas de que arriesgaban su vida, continuaron trabajando para proteger la vida de los demás.

Finalmente, se proyectó la presentación del Himno de la Alegría, del compositor alemán Ludwing Van Beethoven, interpretado magistralmente de manera virtual por la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil Bicentenario, el Coro Nacional y el Coro Nacional de Niños, que forman parte del Ministerio de Cultura. 

Debido a la situación por la pandemia, no hubo desplazamiento de tropas y la actividad se realizó de acuerdo a las normas de distanciamiento social y protocolos de bioseguridad.