Parte de la estrategia para reducir la propagación del COVID-19 es inmovilizar al máximo a la ciudadanía

Nota de Prensa
Afirmó el ministro de Defensa, tras realizar un sobrevuelo y comprobar menor circulación de personas y vehículos en las calles. Informó que el tránsito de personas dedicadas al abastecimiento de alimentos, salud, medicinas, banca, prensa y servicios esenciales está garantizado.

19 de marzo de 2020 - 3:14 p. m.

El ministro de Defensa, Walter Martos Ruíz, comprobó esta mañana que tras las declaratoria de inmovilización social obligatoria y la prohibición de tránsito de vehículos particulares, se ha presentado una reducción significativa de vehículos y personas en la ciudad de Lima.

Luego un sobrevuelo en un helicóptero de las Fuerzas Armadas, el ministro de Defensa indicó que el tránsito vehicular se redujo aproximadamente hasta un 10 por ciento, porcentaje que corresponde a vehículos autorizados para el traslado de servicios esenciales.

Explicó que el primer paso de la estrategia del Gobierno para vencer el COVID-19 es la total inmovilización de la población a nivel nacional, el segundo paso es tomar la mayor cantidad de muestras posible, para lo cual se está importando un importante lote de kits de toma de muestras.

El tercer paso, luego de la identificación de personas contagiadas, es su máximo aislamiento, para ello se está implementando la Villa Panamericana, ubicada en Villa El Salvador, con el fin de trasladar a todas las personas infectadas, para el tratamiento adecuado.

Recordó que el decreto supremo emitido ayer, establece que todas las personas tienen que mantenerse en casa desde las 20:00 horas hasta las 05:00 horas del día siguiente, con excepción del personal de servicios de abastecimiento de alimentos, salud, medicinas, servicios de agua, saneamiento, energía eléctrica, gas, combustibles, telecomunicaciones, limpieza y recojo de residuos sólidos, servicios funerarios y prensa.

Asimismo, refirió que quienes pueden circular durante el día, de 05:00 horas hasta las 20:00 horas, son las personas dedicadas al servicio de transporte urbano masivo debidamente autorizado, los taxis registrados y autorizados por la Autoridad de Transporte Urbano - ATU, los vehículos de transporte de personal de salud, los vehículos del Poder Ejecutivo, Poder Judicial, Poder Legislativo, Ministerio Público, INPE debidamente certificados, así como los funcionarios del sistema financiero, médicos y enfermeros.

Reiteró que la compra de alimentos o medicinas debe ser hecha solo por un miembro de la familia, pudiendo desplazarse a pie o en bicicleta, pero no en motocicleta o vehículo particular.

El ministro Martos añadió que los infractores recibirán sanciones drásticas. La persona que incumple estas disposiciones será intervenida y llevada a la comisaría, y si conduce un vehículo particular sin la autorización debida, se le retendrá la tarjeta de propiedad y la licencia de conducir, y se le aplicará una multa de 6,300 soles.

Explicó que, por declararse el Estado de Emergencia Nacional y haberse suspendido el derecho a la reunión y el derecho a la inviolabilidad de domicilio, la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas están facultadas para ingresar a las viviendas, detener a las personas y llevarlas a las comisarías si realizan reuniones sociales que ponen en riesgo la salud de las personas.

Descartó infectados con COVID-19 en el Hospital Militar Central

El ministro Martos descartó que haya algún infectado con coronavirus en algún hospital de las Fuerzas Armadas. “Todos los días el Comando Conjunto recibe el reporte de los Institutos Armados, y hasta la fecha no tengo información de ningún infectado”.

Por su parte, el Comandante General del Ejército, general de Ejército Orlando Celiz Kuong, señaló que, como parte del Sistema de Salud Nacional, el Ejército está alineados con la política nacional para combatir el coronavirus. En ese sentido indicó que han implementado en el Hospital Militar Central un centro de triaje, con 16 camas para hospitalizados y 4 para aislados.

En relación a las medidas de seguridad para el personal militar, indicó que hoy se inició la distribución a nivel nacional de 35 mil equipos de protección para todos los soldados; y también han adquirido equipos de protección para el personal de salud.

Recordó que en este momento no hay atenciones regulares, y de acuerdo a lo dispuesto se está atendiendo las emergencias y están atentos a cualquier caso que se presente con síntomas de coronavirus. Destacó que las cifras oficiales de infectados están centralizadas por el Instituto Nacional de Salud.

De otro lado, el ministro Martos informó que la Marina de Guerra ha instalado en pocos días un hospital de campaña en el Callao con más de 200 camas que darán atención a las personas que resulten positivo a la prueba del coronavirus.