Minagri invirtió más de 71 millones de soles en iniciativas rurales lideradas e integradas por mujeres

Nota de Prensa
-A través de Agro Rural se busca reforzar la participación de las mujeres en zonas rurales en actividades productivas para su independencia económica y social.

OFICINA DE COMUNICACIONES E IMAGEN INSTITUCIONAL

7 de marzo de 2020 - 9:38 a. m.

El Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), a través del Proyecto Sierra y Selva Alta-PSSA y el Proyecto de Desarrollo Territorial Sostenible-PDTS- Vraem, ejecutados por Agro Rural, destinó una inversión total de más de 71 millones de soles para financiar iniciativas de emprendimientos impulsadas e integradas por mujeres de zonas rurales del país.

Con el PDTS- Vraem, desde el 2018 se viene financiando 335 emprendimientos liderados por mujeres de zonas rurales en los departamentos de Ayacucho, Apurímac, Cusco, Huancavelica y Junín.

Para ello, se destinó S/13 106 484 a fin de desarrollar e impulsar 230 iniciativas de producción pecuaria entre los que destacan la crianza de ganado vacuno, cuyes, cerdos, 35 iniciativas agrícolas, 32 relacionadas a la artesanía, entre otros.

Además, con este proyecto se está apoyando a más de 5 000 mujeres con incentivos a la apertura de libretas de ahorros y a su incremento mensual como parte de un programa de educación e inclusión financiera de mujeres.

Por otro lado, desde el 2015 al 2019, con el Proyecto Sierra y Selva Alta-PSSA, se financió más de 58 millones de soles para planes de negocios rurales y de gestión territorial, con la participación dinámica de los varones.

Este proyecto permitió empoderar a un total de 12, 266 mujeres de Amazonas, Cajamarca, Lima y San Martín, quienes han puesto en ejecución iniciativas rurales orientadas la crianza de cuyes, cerdos y vacunos, así como para la producción y comercialización de artesanías y textiles, conservacion y manejo de los recursos naturales, entre otras

“Con este proyecto unas 1776 mujeres cumplen cargos directivos del total de las organizaciones financiadas por el PSSA. De las cuales 198 mujeres son presidentas de las asociaciones y otras son tesoreras, secretarias, fiscales, vocales, gerentes, entre otros cargos”, indicó Angello Tangherlini, director ejecutivo de Agro Rural.

Agregó que estas iniciativas buscan reforzar la participación de las mujeres en zonas rurales en actividades productivas a fin de lograr su independencia económica y social.

Cabe precisar que, ambos proyectos del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) ejecutados por Agro Rural, cuentan con el financiamiento del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola-FIDA.

Testimonio de superación

Tania Chacón de 38 años, natural de Pampas de la provincia Tayacaja en Huancavelica cuenta que al inicio fue difícil y muy complicado tener un galpón de gallinas de postura, y convencer a sus vecinos y amigos que se asocien para tener un emprendimiento rural, sin embargo, su constancia ha logrado a involucrar, desde el año pasado, a su esposo y dos hijos, quienes la apoyan en la venta de los huevos de corral.

“Ahora lideró la Asociacion de Productores Agropuecuarios y Servicios Multiples JLIBM, integrada también por varones, con la cual hemos logrado criar 300 gallinas de postura; permitiendo así ofrecer huevos de corral en Pampa, y los fines de semana llevar pedidos de 300 unidades a Huancayo. Logrando así un ingreso de aproximadamente de 60 soles diarios por socio”, cuenta Tania Chacón, beneficiaria del PDTS- Vraem, proyecto ejecutado por Agro Rural del Minagri.

Otra beneficiaria, del proyecto, Lira Sanchez de 35 años del centro poblado Huanpica, del distrito de Andarapa en la provincia de Andahuaylas en Apurimac, cuenta que fue un reto crear y liderar la Asociacion de Mujeres Pacho Huerta, quienes actualmente se dedican a la crianza de cuyes, lo cual ha permitido involucrar a sus familias en el negocio, incluso aperturar una cuenta de ahorros en beneficio de su independencia económica y familiar.

“Entre las mujeres de nuestro entorno comentábamos, hasta cuando vamos a seguir dependiendo de nuestros esposos, hagamos algo. Asi fue que decidimos convertirnos en una asociación y dedicarnos a la crianza de cuyes, cuyo negocio es rentable, porque su carne es muy saludable. Hoy, las grandes cooperativas nos invitan a participar, a formar parte de ellas. Esto nos ha permitido ser alguien en nuestra comunidad, nos miran como si fueramos autoridades, tenemos más presencia y voz”, cuenta emocionada.