Midis entregó 116 viviendas térmicas a familias que soportan bajas temperaturas en la región Cusco

Nota de Prensa
El sector, a través de Foncodes, instaló ‘casitas calientes’ en centros poblados del distrito Pitumarca. En Hanchipacha, la viceministra de Prestaciones Sociales verificó mejora de calidad de vida de las familias. Patricia Balbuena también visitó el distrito de Sangarará, donde conoció los emprendimientos productivos de más de 400 familias, impulsados por el proyecto Haku Wiñay.

Oficina General de Comunicación Estratégica

27 de febrero de 2020 - 2:25 p. m.

En el marco del Plan Multisectorial ante Heladas y Friaje 2019-2021, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), a través del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), entregó 116 viviendas térmicas acondicionadas por el proyecto Mi Abrigo a familias de centros poblados del distrito de Pitumarca, en la provincia cusqueña de Canchis.

Las viviendas fueron acondicionadas con la tecnología de muro trombe, que permite acumular calor por energía solar y que eleva la temperatura de los dormitorios de los hogares rurales en las noches y madrugadas. A 4100 m.s.n.m., en el centro poblado Hanchipacha, la viceministra de Prestaciones Sociales, del Midis, Patricia Balbuena, y el director ejecutivo del programa Foncodes, Hugo Vila, hicieron la entrega de las ‘casitas calientes’.

"Las ‘casitas calientes’ incrementan la temperatura en 10 grados centígrados. Foncodes hizo realidad el acondicionamiento de las viviendas junto con los integrantes de las comunidades que conforman los núcleos ejecutores del proyecto Mi Abrigo", manifestó la viceministra Patricia Balbuena.

“En las zonas altoandinas, las heladas afectan más a niñas, niños y adultos mayores. Las viviendas térmicas protegen del frío a esos grupos vulnerables y con la instalación de cocinas mejoradas se complementa el bienestar de las familias”, sostuvo el director ejecutivo de Foncodes, Hugo Vila. A la ceremonia de entrega también asistió el alcalde de Pitumarca, Benigno Vengoa, quien resaltó el trabajo conjunto con el Midis para que la población no sufra las inclemencias de las heladas.

Familias Haku Wiñay

Más de 400 familias del distrito de Sangarará, en la provincia cusqueña de Acomayo, mejoran sus condiciones de vida con la asistencia técnica que reciben del proyecto Haku Wiñay, de Foncodes. Recibieron cocinas mejoradas y, a través del equipo de Yachachiq, fueron capacitadas en técnicas agrícolas productivas, con lo cual logran su seguridad alimentaria y ejecutan emprendimientos rurales inclusivos.

"Lo importante es garantizar el bienestar de las familias, y que las autoridades locales se sumen en el esfuerzo por el desarrollo sostenible de las comunidades, para que las hijas e hijos de Sangarará realicen su proyecto de vida", dijo la viceministra Balbuena durante su encuentro con los usuarios de Foncodes en este distrito.

Hugo Vila, director ejecutivo de Foncodes, destacó el fortalecimiento de capacidades de las familias en la crianza de cuyes, biohuertos de hortalizas y demás productos naturales que les aportan nutrientes y aumentan sus ingresos económicos ya que son vendidos a restaurantes turísticos de la zona.