Inauguran taller de chocolates en el penal Quillabamba

Nota de Prensa
Chocolates "Dulce esperanza", lo elaboran 25 internas, quienes han aprendido el oficio en el centro penitenciario.

25 de febrero de 2020 - 7:04 p. m.

NOTA DE PRENSA N° 079 -2020-INPE 

Con el fin de ampliar las oportunidades laborales al interior del penal Quillabamba, se inauguró el Taller de chocolates: Dulce esperanza, en el que laboran 25 internas, quienes han aprendido el oficio en el centro penitenciario.

El vicepresidente del Consejo Nacional Penitenciario, Marlon Florentini Castañeda, acompañado por la directora de Tratamiento del INPE y la directora de la Oficina Regional Sur Oriente Cusco, Eufemia Rodríguez Loaiza, inauguraron dicho espacio que fue construido y implementado pro el área de trabajo del penal.

El taller ha sido implementado  en el marco de  la política de Cárceles Productivas, debido a que el trabajo es considerado como uno de los pilares de la resocialización, que empodera a los privados de libertad y les permite autodesarrollarse.

El taller tiene una extensión de 13 metros cuadrados dividido en dos ambientes que están equipados por una tostadora industrial, una peladora de granos en acero, una moledora en acero, una mesa quirúrgica, un estante de acero y menajes para la producción de los chocolates.

En él se elaboran, por el momento, chocolate en pasta pura para taza, bombones y chocotejas a base de cacao chuncho producido en Quillabamba y que es valorado por su calidad.

El taller ha sido implementado en el marco de la política de Cárceles Productivas, debido a que el trabajo es considerado como uno de los pilares de la resocialización, que empodera a los privados de libertad y les permite autodesarrollarse.